Vacuna para prevenir el cáncer cervicouterino

El 9 de agosto es Día Nacional de la lucha contra el Cáncer Cervicouterino

03/08/2017 3:39
AA

El cáncer cervicouterino es la segunda causa de muerte por cáncer en las mujeres

En México, el cáncer cervicouterino ocupa el segundo lugar en causas de muerte por cáncer en las mujeres. Y aunque puede prevenirse, la falta de educación y de acceso a los servicios de salud, prevalece en el país.

Para contrarrestarlo y con motivo del Día Nacional de la lucha contra el Cáncer Cervicouterino, sumédico.com te acerca con dos expertos que explican cómo identificarlo, tratarlo y, sobre todo, prevenirlo.

¿Qué es el cáncer cervicouterino?

Lo primero que debes saber es que es una enfermedad común en mujeres de mediana edad, principalmente en aquellas con una vida sexual activa.

Se manifiesta más comúnmente en personas de 50 años, en raras ocasiones en jóvenes menores de 20 años y en algunas ocasiones en mujeres mayores de 65 años.

Este tipo de cáncer deriva principalmente del Virus del Papiloma Humano (VPH), que es un grupo de más de 150 virus y se puede transmitir por medio del contacto con la piel.

>>Te puede interesar: Los riesgos de no atender las infecciones vaginales 

La doctora Elsa Díaz López, médico cirujano de la UNAM con especialidad en Ginecología y obstetricia y directora del grupo especializado en Salud Femenina (GESFEM), señala que es una enfermedad de lenta progresión.

Esto significa que las células no evolucionan a cáncer de un día para otro, gradualmente se van transformando a precancerosos y posteriormente derivan en cáncer.

Según la especialista, las células afectadas por VPH tardan aproximadamente 20 años para evolucionar a cáncer.

Factores que aumentan el riesgo

La principal forma de contagio es por vía sexual, ya sea genital, anal u oral. Otros factores como el tabaquismo y una mala dieta aumentan el riesgo de desarrollar la enfermedad.

Así mismo, recalca que no es necesario que haya penetración, el contacto de fluidos genitales es suficiente para estar en riesgo de contraer VPH que posteriormente evolucione a cáncer cervicouterino.

También apunta como un factor de riesgo importante el haber tenido más de 3 hijos y recomienda como mejor forma de prevención los chequeos médicos frecuentes, especialmente el papanicolau.

“Aunque se haya dejado de tener actividad sexual hace 20 años o incluso si solo hubo una relación sexual en la vida, las mujeres deben realizarse un papanicolau ya que una sola relación sexual basta para contagiarse”, afirma.

>>Te puede interesar: La mortal enfermedad de los tampones 

Vacuna contra el VPH como mejor arma de prevención

Por su parte, el doctor Carlos Aranda, egresado de la facultad de medicina de la UNAM y especialista en oncología-ginecológica y colposcopía, destaca la importancia de aplicarse la vacuna del VPH para prevenir el cáncer.

Afirma que esta vacuna previene el VPH-16, que es el responsable de la aparición de verrugas genitales que posteriormente evolucionan a cáncer cervicouterino.

Aunque se cree que las vacunas solamente pueden aplicarse en niñas a partir de los 9 años, el especialista recalca que no es así.

“Mujeres de entre 9 y 45 años y hombres de entre 9 y 26 años pueden ponerse la vacuna, no hay efectos secundarios importantes, solo hay dolor y enrojecimiento en el área donde se realizó la inyección, no hay más. Los efectos secundarios que se dice provoca la vacuna son mitos” apunta Aranda.

También recomienda reposar al menos 15 minutos después de aplicarse la vacuna y afirma que aunque es mejor aplicarla antes de iniciar una vida sexual activa, se puede prevenir exitosamente el contagio de VPH aún si la aplicamos después.

El especialista advierte que aunque es fundamental realizarse un papanicolau al menos una vez al año, la alta incidencia de falsos negativos de esta prueba hace que sea mucho más recomendable hacerse una prueba de ADN.

“En mujeres menores de 35 años y con una vida sexual activa se recomienda el papanicolau pero a partir de los 35 años lo mejor es realizar una prueba de ADN cada 3 o 5 años, dependiendo del número de parejas sexuales que se tengan”, señala.

Formas de prevención

Los especialistas señalan estos factores como principales formas de prevención de contagio del VPH, principal origen del cáncer cervicouterino:

  • Evitar contacto genital directo
  • Usar condón (el femenino protege en un 99% mientras que el masculino en un 65-85%)
  • Ponerse la vacuna del VPH  (de ser posible antes de iniciar la vida sexual)
  • Monogamia

>>Te puede interesar: Cómo prevenir infecciones vaginales después del sexo 

Prevenir el contagio de VPH es muy importante, ya que no solo hay riesgo de desarrollar cáncer cervicouterino, también puede derivar en cáncer de vagina y ano.

En los hombres, el VPH puede contribuir a desarrollar cáncer de ano y cáncer de pene.

Lo mejor es prevenir y si quieres aplicarte la vacuna, solicítala con tu médico de confianza, ya sea del sector privado o público. Él te recomendará con el especialista que puede aplicarla correctamente.

Recuerda que no hay ningún riesgo en ponértela y te protegerá de enfermedades que tienen consecuencias fatales.

 


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: