La sensualidad es autoestima, no belleza

Rinna Riesenfeld explicó a SUMÉDICO que la sensualidad poco tiene que ver con el físico y que ésta se usa tanto a nivel pareja o de forma intelectual

06/08/2012 10:30
AA

¿Sabías que la sensualidad no es más que el reflejo de tu autoestima?, en entrevista con SUMEDICO Radio, la terapeuta sexual y directora académica del Armario Abierto, Rinna Riesenfeld indicó que muchas veces las personas creen que no son sensuales porque no encajan con los estándares de “belleza”, cuando en realidad muy poco tiene que ver con atributos físicos.

Debido a esto, es que la experta en sexualidad indicó que la sensualidad puede desarrollarse a lo largo de la vida y aprenderse en cualquier faceta, tan solo es necesario darnos “votos de autoestima y conocer bien la mercancía que tenemos para ofrecer”.

Sin embargo también es posible nacer sensual o sexy, “a veces aunque las personas crezcan en un entorno de todos scouts, muy deportistas y sin arreglarse, algún miembro de la familia quiere lucir bien, que le arreglen el cabello y vestir bonito, esa persona es sexy o sensual de forma innata”, dijo Riessenfled.

Y añadió que no debe confundirse la sensualidad con la sexualidad o lo sexy, porque lo segundo está específicamente dirigido al área sexual o lo erótico, mientras que lo sensual engloba a todos los sentidos y capacidades de la persona como la inteligencia, lo emocional, y hasta el dinero.

“El secreto para ser sensual es conocer tu mercancía (todas las aptitudes, habilidades y atributos), saber cuáles son tus mejores productos y ofrecerlos para que los compren. Es saber atraer la atención al área de interés, es decir que no quieras vender lo que quieren comprar sino lograr que te compren lo que tu vendes”.

Con este símil, la experta explicó que su una persona es muy inteligente, debe seducir con su habilidad intelectual, que es el arma más segura que tiene, mientras que si una persona ama sus piernas, puede usar una minifalda y conducir la atención hacia esa área de seguridad.

Al respecto, Gabriela Medina mencionó que “en efecto la sensualidad tiene mucho que ver con  actitud, con lo que ya traes y lo que desarrollas a lo largo de la vida”, y añadió que en especial las mujeres que trabajan en entornos de hombres se olvidan de su feminidad y de su sensualidad para que todos estén bien convencidos que sus logros fueron por su propia capacidad y no por otras razones.

E invitó a todas las mujeres a retomar y rescatar esa parte tan importante, sin que se avoque exclusivamente “a lo sexoso, sino a lo que te hace sentir bien”.

Para ejemplificarlo tomo el caso de los sketches de televisión que en una escena muestran a una mujer totalmente apagada y en el otro una mujer que desborda sensualidad y dice que “las mujeres tenemos que ponernos el chip de que es posible ser sensuales”.

Sentidos y físico son cosas diferentes

“Debemos aprender a desligar la parte física con los sentidos, las actitudes y la seguridad que es lo que verdaderamente seduce al otro”, apuntó la terapeuta.

Asimismo señaló que siempre hay quien está dispuesto a comprar, “solo hace falta que nosotros creamos que hemos hecho la venta con todo éxito y no preguntarle luego que nos dijeron que sí, ¿estás seguro?”

Al respecto, la periodista Cyntia Rodríguez, miembro del círculo de mujeres “Somos ¡Oh! Diosas”, relató que ella había perdido su sensualidad luego que partió a vivir a Italia, “subí mucho de peso porque allá la comida es muy rica en carbohidratos, mi pareja me dijo, oye, estás subiendo y eso también fue una presión para mí y ya no me gustaba a mí misma”.

Pero en cuando se retomó como mujer con su femineidad “dejé los trajes sastre sin chiste por ropa más bonita, volví al ejercicio, y de nuevo me gusté frente al espejo, sin embargo no me considero aún plenamente sensual, me hace falta trabajar más en mi autoestima, pero sí me considero más sensual que cuando acababa de subir de peso”.

Para ella la sensualidad estaba en el físico, según explicó Rinna, por ello es que cuando recuperó lo que había perdido, hubo una mejora en ella, sin embargo, la terapeuta enfatizó que “muchos hombres pueden describir como sensual a una mujer pasada de peso, chaparrita o que no se parece en nada a lo que nos han dicho que es bonito, sino que los atrae mucho su actitud, su forma de caminar, o algo propio de la esencia de determinada persona”.

Asimismo explicó que nada tiene que ver con la edad, “una mujer de 40 o más años puede ser muy sensual si ella se la cree y lo refleja con su seguridad”.

Al respecto, Cyntia mencionó que “cuando pierdes tu seguridad, pierdes tu sensualidad, dejas de transmitir sensorialmente esa característica, como me paso cuando me fui de México”, compartió.

Finalmente Rinna mencionó que cuando una persona valora alto su físico dentro de la sensualidad, también debe informarse sobre la moda, los cosméticos, y otras cosas que le ayudan a resaltar más y a enfatizar lo que cada persona desea explotar.

Y sobre todo “hay que estar conscientes que podemos explotar todo lo que tenemos para seducir, y seducir no solo es en el plano sexual, sino seducir en el área que nos interesa conquistar al otro, sea pareja, negocio, relaciones sociales, etcétera”, abundó.


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: