La técnica para concebir sin recurrir a fertilización in vitro

El procedimiento se utilizó por primera vez en 1917 y promete buenos resultados

24/05/2017 4:02
AA

La fertilización in vitro ha demostrado ser la mejor técnica para que las parejas con problemas de fertilidad puedan concebir, aunque hay otro método que puede ser efectivo y sin invertir tanto dinero ¿cuál es?

De acuerdo a un estudio de la Universidad de Adelaida, en Australia, esta técnica comenzó a utilizarse en 1917 y consiste en irrigar las trompas de Falopio de una mujer con aceite de semilla de amapola yodado.

“En el último siglo, las tasas de embarazo entre las mujeres estériles han aumentado, según los informes, después de que sus trompas se irrigaran con agua o aceite durante una prueba de contraste de las trompas de Falopio bajo radiografía”, explica Ben Mol, investigador líder del estudio.

Detalló que hasta ahora, no había quedado claro si el tipo de solución utilizada en el procedimiento influía de alguna forma en el cambio de la fertilidad, pero los resultados obtenidos son muy prometedores.

“Nuestros resultados han sido más emocionantes de lo que hubiéramos podido predecir, y ayudan a confirmar que una técnica médica antigua sigue teniendo un lugar importante en la medicina moderna”, dijo.

El estudio

Para descubrir esto, los investigadores hicieron un seguimiento clínico a 1,100 mujeres que recibían tratamiento por esterilidad y cuyas trompas de Falopio se irrigaron con el aceite de amapola o con agua.

Tras seis meses de pruebas, el 40% de las participantes del grupo del aceite, tuvo embarazos exitosos, mientras que las del grupo del agua fueron el 29%.

“Las tasas de embarazos exitosos fueron significativamente más altas en el grupo del aceite, y tras apenas un tratamiento. Se trata de un resultado importante para las mujeres que no han tenido otra opción que buscar la FIV. Ofrece nuevas esperanzas a las parejas estériles”, señaló Mol.

Aún se desconocen datos

Si bien estos resultados son prometedores, los investigadores sindicaron que no saben exactamente por qué el aceite es benéfico para lograr un embarazo.

“Se debería realizar más investigación sobre los mecanismos subyacentes de lo que vemos. Por ahora, y tomando en cuenta que la técnica se ha utilizado durante 100 años sin ningún efecto secundario conocido, creemos que es un tratamiento viable para la esterilidad antes de que las parejas busquen una FIV”,  apuntó Mol.

Asimismo, indicaron que los procedimientos son seguros y que los únicos efectos secundarios que podrían tener son:

  • Dolor pélvico por horas o días y que se puede controlar con analgésicos de venta libre
  • Ligero sangrado vaginal
  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Infección pélvica y reacción alérgica al contraste, aunque el riesgo está por debajo del 1%.

“Aconsejamos a las pacientes que, una vez se realiza, deben intentar concebir por su cuenta o con asistencia en los próximos meses”, concluyen los investigadores.

(Con información de Medline Plus)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: