La verdadera causa de enfermedades respiratorias

Cuando enfermamos culpamos a las bajas temperaturas, la realidad es que hay otros factores que pueden ser los verdaderos causantes.

06/02/2014 9:19
AA

Si alguna vez te has preguntado ¿por qué sigo enfermándome tan frecuente sí tomo todas las medidas necesarias? Tienes que saber que la cuestión es que a veces, no se trata de atacar el problema evitando el frio. La desnutrición, no dormir bien,  habitar en una casa sin la ventilación apropiada o que no tenga condiciones higiénicas adecuadas, propicia a que una persona enferme con mayor facilidad, señaló Marco Antonio Vega López, científico del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav).

“La gente tiene la idea de que la enfermedad viene por la baja en la temperatura y no es así, en realidad la enfermedad viene porque te infectas con un microbio”.

Vega López, adscrito al Departamento de  Infectómica y Patogénesis Molecular del Cinvestav detalló que hay dos posibilidades de contagio: una es que el agente infeccioso viva en el cuerpo de manera equilibrada porque nuestro sistema inmune así lo mantiene o por el contacto con una persona enferma, de tal manera que el sistema no lo puede controlar. En el país se reportan anualmente más de 20 millones de casos de enfermedades respiratorias agudas  y debe haber una cantidad similar de casos que no son reportados: dice Vega López

A pesar de no ser el causante de la enfermedad, el especialista hizo énfasis en que el frío sí tiene una influencia, aunque no es determinante. Las bajas temperaturas afectan las defensas que tiene el tracto respiratorio. Por ejemplo, interviene en la motilidad de los cilios, que son las vellosidades encargadas de limpiar la mucosidad del tracto.

Los cilios están en la superficie de las células del epitelio respiratorio y se mueven constantemente para empujar la mucosidad que retienen y expulsan a los virus, cuando la temperatura desciende se paralizan y dejan de funcionar adecuadamente, permitiendo a los virus atravesarla e infectarla.

Sin embargo, el experto del Cinvestav hizo énfasis en que una buena alimentación y la práctica de hábitos saludables podrían evitar que el frío detone enfermedades.

De hecho, en el caso de las temperaturas altas, durante el verano, por ejemplo, las personas también padecen malestares, aunque la mucosa que se ve más afectada es la gastrointestinal, por lo que no necesariamente las enfermedades aparecen según las condiciones climáticas.

 “El estado nutricional de la gente es fundamental, porque si el sistema inmune no tiene elementos de donde echar mano para defenderse, las personas son más susceptibles a enfermedades”, dijo el investigador.

Vega López, quien investiga la inmunobiología de las mucosas, destaca que en el caso de los niños, la composición del moco difiere de los adultos, ya que es menos protector; asimismo, en los adultos mayores, que generalmente padecen de alergias o padecimientos como la diabetes, su sistema inmune deja de funcionar al cien por ciento.

Resulta curioso, dijo el investigador, que determinadas personas se enfermen más que otras, incluso dentro de una misma familia, pero en realidad no es difícil de comprender; los virus pueden infectar a todos los integrantes sin necesariamente provocar algún padecimiento, debido a que la enfermedad depende de que los mecanismos de defensa, no funcionen adecuadamente en la persona.

“Creo que es necesario que en México se estudie más a fondo este tipo de respuesta inmune, hay muchas investigaciones sobre afecciones respiratorias, pero estudios sobre el sistema inmunológico en el pulmón hay pocos”, señaló Marco Antonio Vega López.

En el país se reportan anualmente más de 20 millones de casos de enfermedades respiratorias agudas, y debe haber una cantidad similar de casos que no son reportados, por ello es necesario que se realicen investigaciones sobre el sistema inmune, ya que de esa manera se contribuirá al diseño de medidas profilácticas y terapéuticas más adecuadas.

De igual manera se podrían diseñar mejores vacunas, especialmente para los niños y las personas de la tercera edad, ya que ellos son los más expuestos a esas enfermedades (Fuente: Cinvestav).


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: