Las características de la dieta mediterránea

Se caracteriza por una abundancia de alimentos de origen vegetal, estacionales y frescos.

03/02/2015 3:33
AA

La dieta mediterránea, una de las más saludables del mundo, se caracteriza por una abundancia de alimentos de origen vegetal, estacionales y frescos; la fruta puede utilizarse como postre; limitan el consumo de dulces en momentos específicos y el aceite de olvida es su elemento distintivo.

 
Esta medida de nutrición fue reconocida en 2013 como Patrimonio Cultural Inmaterial de la UNESCO, y para ello, la nutricionista y responsable de comunicación de la Fundación Dieta Mediterránea, Isabel Bartomeu, explicó los puntos más importantes.
 
1. Consumir muchos alimentos de origen vegetal (fruta, verdura, legumbre, champiñones o frutos secos): La fruta fresca debe ser el postre habitual, mientras que los dulces y pasteles deben consumirse ocasionalmente.
 
2. Pan y alimentos derivados de cereales, como pasta, arroz y productos integrales, deben formar parte de la alimentación diaria.
 
3. Diario deben consumirse productos lácteos; el pescado debe ser abundante, mientras que los huevos deben consumirse con moderación. La carne roja debe comerse con moderación, de preferencia como parte de guisos u otras recetas.
 
4. El agua debe ser parte fundamental en la dieta mediterránea. En los adultos, el consumo de vino debe ser con moderación y durante la comida.
 
5. Realizar actividad física todos los días es tan importante como comer adecuadamente (Con información de La Razón.es).
 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: