Las cinco cosas más raras del cuerpo humano

Cada parte del cuerpo, aunque algunas parezcan insignificantes, tienen una función

12/02/2017 1:26
AA

A diario vemos nuestro cuerpo, pero pocas veces somos consistentes de lo sorprendente que puede ser, especialmente de las pequeñas cosas que lo forman.

Cada parte del cuerpo, aunque algunas parezcan insignificantes, tienen una función (un poco rara, a veces) para hacer que el organismo funcione correctamente.

Por ello, a continuación te decimos cinco partes del cuerpo que realizan trabajos que nunca hubieras imaginado.

El dedo gordo del pie

Golpearse en el dedo gordo del pie es una de las cosas más dolorosas que se pueden sufrir, ¿sabes por qué?

Los dedos de los pies están repletos de nociceptores (o receptores de dolor), que son altamente sensibles, los cuales envían un mensaje a la médula que dispara un reflejo que cuando es recibido por el cerebro, genera un gran dolor.

Ese mismo mensaje también llega al sistema somatosensorial en el cerebro, el cual recibe información de los pies, que es similar a la que recibe de los órganos genitales, lo que según una teoría no confirmada, podría explicar el fetichismo de pies o podofilia.

Asimismo, al dar un paso, por un instante, este dedo aguanta todo el peso de tu cuerpo.

Otra de las cualidades de este dedo es que fue el responsable de que fuéramos bípedos, según un estudio de la Universidad de Witwatersrand de Johannesburgo, en Sudáfrica.

En algunos primates, explica la investigación, la función del dedo gordo es más parecida a la del dedo humano. En contraste, nuestro dedo muestra una adaptación única para poder caminar y correr erguidos.

La lengua

Si bien la lengua no es rara, sus características pueden impresionarte.

La lengua es muy similar a los tentáculos de pulpo y la trompa de un elefante, debido a que los tres son músculos hidrostáticos, una estructura que permite una gran variedad de movimientos.

Los tres músculos se componen de tejidos sobre los que se apoyan otros músculos y su funcionamiento es similar a un globo de agua.

Si aprietas una parte del globo, el volumen no se reduce, sino que cambia de forma expandiéndose por otra parte. Lo mismo ocurre con la lengua.

Filtrum

También es conocido como surco nasolabial y es la hendidura que está entre la boca y la nariz.

Esta zona no tiene ninguna función, pero existe como un recuerdo de cuando estabas en el vientre de tu madre.

Durante el embarazo, los lados de la cara se desarrollan independientemente y lo único que queda como evidencia de la unión es el filtrum.

Bioluminiscencia

Aunque no lo crees, todos los humanos brillamos como las luciérnagas y algunas medusas, sólo que no lo notamos a simple vista.

Este fenómeno es el resultado colateral del proceso metabólico y aunque los científicos ya sabían de la presencia de la bioluminiscencia en las criaturas vivas, fue hasta 2009 que se confirmó en nosotros.

El descubrimiento se hizo con una cámara mil veces más sensible que nuestros ojos y al parecer somos más brillantes al atardecer, y en las mejillas, la frente y el cuello.

Proteínas caminantes

En nuestras partes microscópicas, tenemos lo que se conoce como kinesina, una proteína motora mensajera que lleva moléculas importantes a sus destinos celulares.

Lo más impresionante es que las transporta como si caminara, pues utiliza sus dos estructuras de la base para caminar por el micro sendero, de igual manera que si nosotros camináramos.

(Con información de BBC)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: