¿Qué hemos aprendido de la influenza en 10 años?

Los expertos hacen un análisis sobre las lecciones y los retos a 10 años de la pandemia de influenza

27/02/2019 12:34
AA
pandemia de influenza

Durante 2009, ocurrió la primera pandemia del siglo XXI

La influenza es una infección viral que si no se trata puede tener graves complicaciones y causar la muerte. En 2019 se cumplen 10 años de que la Organización Mundial de la Salud (OMS), declarara una pandemia de influenza AH1N1, la cual dejó decenas de muertos, contagios y pérdidas económicas.

A 10 años de este brote de influenza que también afectó a México, los expertos hacen un análisis sobre las lecciones que nos dejó y los retos que aún hace falta alcanzar.

10 años de la pandemia de influenza

Se sabe que los primeros casos de influenza en México previos a la pandemia, se detectaron el 11 de abril de 2009 en el estado de Veracruz.

Al mes, la pandemia se extendió a varios estados de México, Estados Unidos y Canadá, para posteriormente, propagarse a otras naciones.

pandemia de influenza

La OMS clasificó al brote AH1N1 como nivel de alerta cinco, es decir, pandemia inminente dada su extensión geográfica. Poco tiempo después, se declaró un nivel de alerta seis.

Por esta razón, las escuelas, bibliotecas, museos, recintos para conciertos y cualquier lugar para reunirse fueron cerrados por el gobierno de la Ciudad de México.

El entonces Presidente de México, Felipe Calderón Hinojosa, declaró una emergencia y estado de cuarentena desde el 24 de abril.

TAMBIÉN LEE: ¿Cuáles son los efectos secundarios de la vacuna de la influenza?

¿Qué aprendimos de esta pandemia?

De acuerdo al Dr. José Luis Arredondo, miembro de la Academia Nacional de Medicina y de la Academia Mexicana de Pediatría, tras 10 años de haber enfrentado el brote de influenza, es necesario incrementar la cobertura nacional de vacunas contra la influenza.

Las poblaciones más susceptibles a esta enfermedad son los niños, adultos mayores, enfermos crónicos como diabéticos, hipertensos, con cardiopatías y Enfermedad Obstructiva Crónica (EPOC) y las mujeres embarazadas.

Sin embargo, el experto indica que se debe aplicar la vacuna a toda la población, de manera que vaya disminuyendo la población susceptible.

vacuna de influenza

El Dr. Arredondo también destaca la importancia de continuar con la vigilancia de los serotipos circulantes y buscar la utilización de vacunas cuadrivalentes que protejan contra los cuatro tipos de influenza, tanto A como B.

“El virus de la influenza es un agente con mucha variabilidad biológica por lo que es fundamental conocer las nuevas presentaciones moleculares del mismo”, indica el experto.

De igual forma, se debe incrementar la cantidad de antígeno viral para tener una mayor protección contra los virus de la influenza, así como aumentar el porcentaje de la población vacunada que no presente la infección por el virus.

Existe la necesidad de considerar nuevas opciones terapéuticas en el futuro y la combinación de los antivirales existentes sería una posibilidad para el tratamiento de la influenza.

influenza en México

Es fundamental, de acuerdo al especialista, que ante un cuadro clínico de influenza se inicie de inmediato el tratamiento con antivirales específicos contra el virus.

Aún hace falta ampliar la educación a la población para evitar el contagio a través del buen lavado de manos y evitando el contacto estrecho. De esta manera, se podrán disminuir los brotes en grupos cerrados como escuelas, oficinas de trabajo, internados y cárceles.

De acuerdo al informe de Vigilancia Epidemiológica de la Dirección General de Epidemiología de la Secretaria de Salud, durante la temporada de influenza estacional 2018-2019, se han confirmado 5000 casos positivos de influenza, de los cuales hubo 514 muertes.

De los pacientes que fallecieron, el 94.4% de ellos no estaban vacunados contra la influenza, el 33.1% tenía diabetes mellitus, el 32.3% tenía presión arterial y el 31.3% sufría obesidad.

Las entidades con mayor número de casos son la Ciudad de México, Estado de México, Oaxaca, Tlaxcala y Chihuahua.

Prevención, la mejor arma contra la influenza

La cepa de influenza AH1N1 que surgió en 2009 se ha convertido en un virus estacional que circula principalmente en la época invernal, de diciembre a marzo.

Para reducir las cifras y evitar otra pandemia de influenza, los expertos recomiendan las siguientes medidas preventivas:

-Lávate las manos con agua y jabón.

-Evita saludar de mano, beso o abrazo.

-No compartas artículos personales como celulares, plumas, audífonos, alimentos y utensilios como vasos, platos y cubiertos.

-Evita tocarte los ojos, nariz y boca con las manos sucias.

-Cubre nariz y boca con un pañuelo desechable al toser o estornudar. También te puedes cubrir utilizando el ángulo interno del codo.

-No escupas en el suelo ni en otras superficies expuestas.

Si tienes sospechas de la enfermedad, como fiebre arriba de 38°, tos y dolor de cabeza agudos, acude de inmediato al médico, ya que las primeras 48 horas son fundamentales para el éxito del tratamiento.

Por favor, no te automediques.

“A 10 años de estos sucesos, es importante que no bajemos la guardia y que sigamos aprendiendo de las lecciones, con acciones conjuntas donde instituciones, médicos, compañías de salud y la población en general, logremos trabajar de la mano para evitar otra pandemia”, señala Francisco Larrondobono, gerente de Grupo de Marketing de Laboratorios Chenoin.

SIGUE LEYENDO: ¿Cuál es la diferencia entre resfriado e influenza?


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: