Lenguaje corporal revela personalidad

Nuestro cuerpo también habla, el movimiento de manos, pies, las miradas pueden delatar nuestros verdaderas emociones.

22/03/2011 9:04
AA

El lenguaje corporal es todo lo que comunicamos con el cuerpo, desde cómo se sienta una persona, como se coloca cuando está de pie, lo que dice con sus manos, con la mirada, con sus gesticulaciones, de hecho es la parte que más peso tiene en todo el lenguaje (55%), mientras que la palabra o el lenguaje verbal tan solo tiene el 7% del peso, aunque el tono, el volumen y la velocidad dan un 38% de la comunicación, aseguró la psicóloga Grisel Concha* a SUMEDICO.

El lenguaje corporal da mucha información sobre la personalidad, o de cómo se siente una persona en ese momento, incluso por el color y la forma de vestir, o también el cómo toma un bolígrafo y su manera de escribir.

Otros elementos que dan mucha información sobre las personas es el uso de la proxémica, o la distancia que maneja con respecto a otras personas, la cual va desde los 15 centímetros hasta los 3.6 metros.

De acuerdo con Grisel Concha, estas medidas se utilizan con base en el tipo de relación que se tiene con cada persona y también hay que saber manejarlo bien, pues mientras hay quien permite estar en la zona íntima, menos de 45 cm, hay quienes cuando están a menos de un metro ya se sienten incómodos, porque están invadiendo el espacio personal y lo marcan dando un paso hacia atrás.

Todo esto, de acuerdo con la especialista dice muchas cosas al interlocutor y hay que saber usar las cosas a nuestro favor aunque no todo es controlable, como los movimientos que son del sistema nervioso involuntario.

Aprende a comportarte en una entrevista laboral

Si uno se presenta a una entrevista esperando conseguir el puesto hay que mostrarse siempre como una persona responsable, confiable y segura. Ahora si el puesto por el que se va requiere seguir instrucciones se debe seguir las indicaciones del personal que hace las pruebas de selección, si no es así puede trabajarse de la forma que le parezca más cómoda a la persona.

“Un ejemplo muy claro, dice Grisel Concha, es cuando se le da al postulante una hoja en forma vertical para que escriba o dibuje algo y la voltea en horizontal porque así trabaja, eso da mucha información sobre que a esa persona le gusta hacer las cosas a su manera sin importar lo que le hayan dicho”.

Otro de los puntos a cuidar, de acuerdo con la especialista es la postura, se debe estar de forma recta, con las piernas separadas a la altura de los hombros y las manos cómodamente a los lados y no cruzar ni brazos ni piernas, pues esto sólo da indicaciones de que es una persona que está incomoda o simplemente cerrándose al proceso y poco se puede saber al respecto.

En cuanto a las preguntas de la entrevista, no es para conocer la vida de la persona, sino más bien para saber cómo se desarrolla en su entorno social y cómo es la forma de trabajar. Pues aquí también es posible ver si la persona tiene las manos heladas o empiezan a sudarle mucho, es que probablemente no pueda enfrentar grandes responsabilidades, toma de decisiones o trabajar bajo presión.

Durante la entrevista siempre debe de mantenerse atento al interlocutor verlo para darle a entender que estamos prestando atención pero sin ser retadores y hablar tranquila, fluidamente y con el volumen adecuado para la cantidad de personas que son y la cercanía en la que se encuentran.

“Siempre debemos de tratar de evitar desviar muchas veces la mirada o clavarla en diagonal hacia el piso pues esto indica que estamos elaborando lo que vamos a decir y no precisamente recordando”, indica la especialista en psicología

…Y con la pareja

Las mentiras son muy comunes entre la mayoría de las personas, hay veces que no son de importancia pero en otras ocasiones sí y esto es cuando ya se ha notado un cambio en esa relación.

“Por ejemplo cuando una persona da una respuesta afirmativa natural es de forma fluía espontánea y abierta”, dice Grisel Concha, “como cuando te preguntan te gusta el chocolate empujas los hombros hacia atrás abriendo ligeramente las manos con un sí despreocupado y animoso”, agrega la especialista.

Por el contrario cuando la persona quiere en verdad decir no, es muy factible que dude, porque está buscando la manera de decirle que no a la otra persona sin molestar demasiado.

Mientras que si la respuesta es un sí pensado, con una desviación de la mirada o los brazos cruzados, es una respuesta en la que no se puede confiar, “es my difícil que efectivamente le crea a alguien que me dice si te quiero con la cabeza encorvada, los brazos  cruzados en una posición totalmente tensa”, afirma la psicóloga.

Para estos casos la especialista dice “un tip es preguntarle a tu pareja  ¿te quieres casar conmigo? Y dependiendo de su reacción puedes darte una idea de sus sentimientos.

Por el contrario cuando alguien te gusta la reacción es totalmente diferente, “hay un cruce de miradas y en cuanto éstas chocan se dilata la pupila, va acompañado de un descenso de temperatura y esa sensación comúnmente llamada maripositas en el estómago”.

Cuando algo te gusta hace que las pupilas se dilaten y por “ello es que los buenos vendedores cuando vas a comprar te dicen ´te llenó la pupila´ porque es justo la impresión que se busca.

En este caso el tip es cuando se esté tomando un café con alguien que te guste ver qué tan dilatadas están las pupilas de la otra persona.

* Grisel Concha, Especialista en psicoterapia y constelaciones familiares
talleresyentrenamientos@gmail.com


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: