Lentes oscuros protegen lágrimas en invierno

Debido a las bajas temperaturas los ojos se resecan y se vuelven más vulnerables a los agentes contaminantes.

04/01/2011 11:57
AA

Haya o no haya sol en invierno, es necesario que los ojos se protejan con lentes oscuros, para evitar la desecación ocular generada por la baja humedad ambiental y la exposición a los agentes contaminantes.

Debido a las bajas temperaturas, en el ojo se experimenta un efecto de evaporación, por ende el ojo pierde protección y se vuelve vulnerable a la acción de los agentes contaminantes y las lesiones son profundas.

Para el director médico de Vissum Corporación Oftalmológica, Jorge Alió, esto “provoca una incidencia mayor de irritación, de problemas inflamatorios y de problemas alérgicos relacionados con las alergias a los agentes contaminantes que están flotando”.

Alió refiere que el uso de lentes oscuros en invierno no responde a la necesidad de cubrir a los ojos de la luz “sino que lo que hace es que genera una cámara estanca donde la lágrima se evapora menos. Además, el ojo está menos expuesto al viento y, por tanto, menos expuesto a la evaporación que causa el viento”.

De acuerdo con el especialista, las gafas deben tener protección a los costados para evitar la filtración del viento que arrastra agentes contaminantes, y deben ser también de diseño curvo y de tono suave para que resulte agradable a la vista, además de no ser oscuras sino de filtro ambarino o amarillo.

Alió recomendó los lentes de protección sobre todo para “personas de edad media y sobre todo mujeres, que ya de por sí tienen una menor producción de lágrima, se les agravan mucho los síntomas de desecación y ojo seco, con toda la cohorte sintomática que esto conlleva”. (Con información de 20minutos.es)

 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: