Lesiones en la cabeza pueden provocar Alzheimer

Estos golpes durante los primeros años de vida son factor de riesgo para el desarrollo temprano de la demencia en las siguientes décadas.

03/12/2014 3:28
AA

Una lesión cerebral traumática puede interrumpir la función del sistema de eliminación de residuos del cerebro, las proteínas tóxicas pueden acumularse ahí, preparándose para la aparición de enfermedades neurodegenerativas como Alzheimer y encefalopatía traumática crónica.

 
Maiken Nedergaard, codirectora del Centro de Neuromedicina de la Universidad de Rochesterm en Nueva York, indicó que estas lesiones durante los primeros años de vida son factor de riesgo para el desarrollo temprano de la demencia en las siguientes décadas. 
 
Además, dijo que ponen en movimiento una serie en cascada de acontecimientos que dañan la capacidad del cerebro para eliminar los residuos, lo que permite a las proteínas tau extenderse por todo el cerebro y  llegar a niveles tóxicos.
 
El cerebro está cerrado al resto del cuerpo por un complejo sistema de puertas de enlace molecular, llamado barrera sangre-cerebro, que controla lo que entra y sale del él. 
 
Por ello, la eliminación idónea de los residuos del cerebro es esencial para prevenir la acumulación de proteínas tóxicas y otros desechos.
 
Nedergaard y sus colegas demostraron que los ratones, cuyos cerebros son muy similares a los humanos, poseen lo que equivale a un sistema de tuberías en los vasos sanguíneos para bombear fluido cerebroespinal o líquido cefalorraquídeo, el líquido que rodea el cerebro, a través del tejido cerebral, lavando los residuos procedentes de los espacios entre las células del cerebro.
 
Estudios recientes han demostrado que el sistema glinfático está más activo durante el sueño, lo que puede explicar por qué el sueño es tan refrescante para la mente y que su función disminuye con la edad. 
 
Para Jeffrey Iliff, coautor del estudio, el fracaso del sistema glinfático puede ser una de las razones por las que el envejecimiento del cerebro es tan vulnerable a enfermedades como el Alzheimer.
 
Por ello, dijo que los cambios que se ven en el envejecimiento del cerebro, son los mismos que se reflejan en un cerebro joven después de una lesión cerebral traumática, lo que sugiere que estos eventos pueden ser el nexo para la neurodegeneración entre lo que ocurre en los ancianos y lo que sucede después de un trauma cerebral.
 
La proteína tau desempeña un papel importante en el daño a largo plazo en el cerebro después de un trauma. Esta proteína ayuda a estabilizar las fibras o los axones que las células nerviosas envían para comunicarse con sus vecinas.
 
Durante el trauma, un gran número de estas proteínas se separan de los axones y van a la deriva en el espacio entre las células del cerebro. Ya separadas de las células nerviosas, se sienten atraídas unas por otras y forman “nudos” más grandes que pueden llegar a ser tóxicos para la función cerebral (Con información de Infosalus).

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: