¿Cómo saber si tu hijo tiene leucemia?

Uno de cada tres casos de cáncer infantil son por esta enfermedad

15/02/2019 5:39
AA

Las leucemias agudas representan uno de cada tres de los casos de cáncer infantil que se presentan y lamentablemente 65% de los casos son detectados en etapas avanzadas, por eso especialistas exhortan a tomar en cuenta si los menores tienen algún síntoma y recomiendan realizar pruebas de detección como la  citometría de flujo para que los niños reciban atención oportuna.

Hoy se conmemora el Día Internacional del Cáncer Infantil y las leucemias son las de mayor incidencia en los menores de 18 años. Existen diversos tipos,  pero las linfoblásticas agudas son las que se presentan con más frecuencia en los niños entre dos y nueve años, mientras que la mieloide aguda se da en menos casos, pero afecta a los niños de cuatro a 12 años e impacta incluso en adolescentes de mayor edad.

La leucemia linfoblástica aguda es un cáncer agresivo de la sangre que comienza en la médula ósea. Cuando un menor la padece registra un aumento incontrolable de glóbulos blancos, que se convierten en células anormales que ya no logran su función para combatir las infecciones.

Te recomendamos: Anualmente mueren 2,300 niños y adolescentes en México

Síntomas de la leucemia y cómo diagnosticarla  

Pedro Arturo Zárate Rodríguez, médico hematólogo, jefe del Laboratorio Clínico del Hospital Central Sur de Petróleos Mexicanos, explica que algunos de los síntomas principales que provoca la leucemia son dolor de cabeza, fiebre, pérdida de apetito y peso, anemia, sangrados y moretones espontáneos, dolor óseo y cambios en la conducta habitual.

Mientras que Iván Castorena, onco-pediatra del Hospital Infantil de México Federico Gómez, comenta que algunos de los factores de riesgo que elevan la posibilidad de desarrollar leucemia linfoblástica aguda es que el niño se haya expuesto a radiación, así como los trastornos genéticos y tener un familiar con este padecimiento.

Los especialistas coinciden en que es fundamental que el diagnóstico se realice a tiempo para que los niños y adolescentes reciban el tratamiento adecuado que les permita recuperarse pronto y vuelvan a tener calidad vida.

Zárate Rodríguez destaca que una de las pruebas de detección más eficaces es la citometría de flujo, que es una técnica con la cual se realiza un diagnóstico  preciso de las células que podrían estar enfermas al medir múltiples parámetros celulares para identificarlas, para ello se analiza tamaño, forma, complejidad, y expresión de las proteínas de sus paredes.

Explica que con esta técnica se confirma y clasifica  las leucemias de acuerdo a las características de las células, lo que permite conocer también el curso del padecimiento, el tipo de tratamiento que requiere el menor y también ayuda a evaluar el grado de respuesta de cada paciente.

El médico añade que “la citometría de flujo, la biología molecular y la citogenética son técnicas que brindan información relevante de la célula cancerosa o leucémica y por ello son complementarias. Este método debe estandarizarse, es decir, realizarse siempre de manera igual y uniforme en todos los laboratorios de citometría que trabajen diagnosticando y clasificando las enfermedades hematológicas”.

La recomendación es que los padres estén atentos si su hijo presenta alguno de los síntomas mencionados anteriormente y, si es el caso, los lleven con un especialista para descartar que presente leucemia o algún otro tipo de cáncer, ya que el diagnóstico a tiempo es clave para salvar su vida.


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: