Ligan depresión en embarazo con asma infantil

Investigación entre mujeres hispanas y afroameicanas mostró que madres que experimentaron ansiedad durante el embarazo, tienen hijos con asma.

13/12/2011 8:48
AA

Aunque el asma es una enfermedad causada por múltiples factores, por primera vez alergólogos encontraron una relación entre madres que padecieron depresión durante su embarazo y niños que desarrollaron asma antes de cumplir cinco años de edad. 

Este fue el resultado de un estudio realizado entre mujeres hispanas y afroamericanas en Estados Unidos y que fue expuesto en la Reunión Anual del Colegio Americano de Alergia, Asma e Inmunología (ACAAI por sus siglas en inglés), que se reunió este mes en Boston, Massachusetts.

“Aproximadamente el 70 por ciento de las madres que dijeron haber experimentado altos niveles de ansiedad o depresión mientras estaban embarazadas informaron que su hijo tenía silbidos de pecho antes de cumplir los 5 años”, dijo Marilyn Reyes, investigadora de la Universidad de Columbia y autora principal del estudio.

“La comprensión de cómo la depresión materna afecta la salud de las vías respiratorias de un niño es importante en el desarrollo de intervenciones eficaces”, añadió.

Reyes estudió a 279 mujeres afro-americanas e hispanas de la ciudad de Nueva York antes, durante el embarazo y después del nacimiento. Los resultados del estudio apoyan la hipótesis de que el periodo prenatal es un momento en que los niños son particularmente susceptibles a los riesgos relacionados con el asma.

Anteriormente otros alergólogos habían observado una relación similar entre depresión y asma, pero esta es la primera que es avalada por el Colegio Americano de Alergia, Asma e Inmunología y que reporta una asociación entre el estrés y silbido de pecho en niños de las poblaciones minoritarias.

“Los síntomas del asma en niños pueden variar desde una tos persistente que se prolonga por días o semanas hasta situaciones de emergencia respiratoria súbitas y aterradoras”, dijo la especialista en alergias Rachel Miller, co-autora del estudio. “Con el tratamiento adecuado, el niño puede dormir toda la noche, evitar ausencias en la guardería o el preescolar, y respirar tranquilo”.

Los síntomas comunes del asma incluyen:

  • Tos, especialmente por la noche.
  • El sonido silbante, sobre todo al expulsar el aire.
  • Dificultad para respirar o respiración rápida que hace que se marque la piel alrededor de las costillas o el cuello al tirar con fuerza.
  • Y frecuentes resfriados con dolor de pecho

Si usted tiene un niño o niña con estos síntomas, que se vuelven a repetir, el pequeño o pequeña podría tener asma y es recomendable consultar a un alergólogo. 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: