Tipos de linfedema que afectan a personas con cáncer

Una de cada cuatro pacientes con cáncer de mama sufre este padecimiento

25/02/2019 6:42
AA

Una de cada cuatro pacientes con cáncer de mama sufre linfedema después de que les realizan una mastectomía y reciben tratamiento. Este padecimiento provoca complicaciones en los ganglios linfáticos, puede presentarse de dos maneras y por diversos factores que a continuación te explicamos.

El linfedema es un trastorno crónico y progresivo que consiste  en que la persona presenta hinchazón en uno de los brazos o piernas, aunque en algunas ocasiones se presenta en ambas extremidades.

De acuerdo con Mayo Clinic, el linfedema se debe a la obstrucción del sistema linfático, lo que impide que la linfa drene bien y el líquido acumulado es la causa de la hinchazón.

Especialistas explican que este padecimiento es provocado por la extirpación o el daño de los ganglios linfáticos como parte del tratamiento oncológico, principalmente las mujeres a las que se les ha realizado una mastectomía.

La Asociación Española contra el Cáncer de Mama (AECC) indica que las pacientes con cáncer de mama, tienen 10% de probabilidades de desarrollar linfedema, el riesgo aumenta a 25% si además de la cirugía reciben radioterapia en la axila, ya que los ganglios linfáticos se alteran aún más con la radiación.

Te recomendamos: Ven fallas en plan de prevención de cáncer en mujeres

Tipos de linfedema

Especialistas señalan que hay dos tipos de linfedema, al  primero se le denomina precoz y se presenta tras la mastectomía, ya que es común que la paciente tenga exceso de líquido o edema postquirúrgico, el cual se ubica en el tórax o en la parte interna del brazo.

El otro tipo es el linfedema tardío, que también se registra después de la intervención quirúrgica, pero las causas pueden ser una infección o sobrecarga de actividad física. En este caso, la mujer tiene una descompensación de un ganglio linfático.

Aunque el linfedema da por varios factores, principalmente se presenta después de que a la paciente se le realiza una mastectomía y recibe radioterapia. Otras de las causas son la extirpación de los ganglios linfáticos, una infección postoperatoria e incluso la falta de actividad física y si la persona tiene obesidad.

El linfedema puede presentarse como un efecto secundario del tratamiento contra el cáncer de mama, por lo que se recomienda a las pacientes estar atentas a cualquier cambio físico que registren y reportarlo a su médico, ya que este padecimiento es controlable.  


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: