Si te sangra la nariz esto es lo que debes hacer

Las enfermedades más frecuentes son la hipertensión arterial, las alergias, un trastorno de sangrado o un tumor en la nariz o los senos paranasales

08/02/2017 11:28
AA

Cuando nos sangra la nariz no hay que echar la cabeza hacia atrás, sino hacia adelante para expulsar la sangre.

La hemorragia nasal o epistaxis es la salida de sangre por la nariz. El sangrado ocurre con más en una fosa nasal únicamente. Son muy frecuentes y la mayoría no son molestas, pero si aparatosas u desagradables. Existen dos tipos de epistaxis:

  • Hemorragia nasal anterior: la sangre fluye por una de las fosas nasales. En principio se controlan sin ninguna dificultad.
  • Hemorragia nasal posterior: se dan en la parte alta del tabique o dentro de la nariz y la sangre cae hacia la boca y garganta. Estas pueden ser más difíciles a la hora de controlarlas.

¿Por qué sangra la nariz?

  • Meterse los dedos en la nariz.
  • Sonarse con mucha fuerza.
  • Rinitis alérgica.
  • Infecciones, resfriados, sinusitis.
  • Golpes o traumatismos, fractura nasal.
  • Cirugía nasal.
  • Un cuerpo extraño en la nariz.
  • Inhalación de aire muy frío o muy seco.
  • Inhaladores nasales.
  • Irritantes químicos.
  • Tratamientos anticoagulantes con dicumarínicos o aspirina.
  • Tratamientos con antiinflamatorios.
  • Hipertensión arterial

La nariz contiene una gran cantidad de vasos sanguíneos diminutos que sangran fácilmente. El movimiento de aire a través de la nariz puede secar e irritar las membranas que recubren el interior de ésta. Así pueden formarse costras que sangran cuando se irritan al sobar, hurgar o sonarse la nariz. Son más frecuentes durante el invierno, cuando los virus son comunes y el aire caliente de las áreas internas con calefacción reseca las fosas nasales. Un tabique desviado, un objeto extraño en la nariz u otra obstrucción en esta parte también puede causar una hemorragia nasal.

La mayoría de estas hemorragias ocurren en la punta del tabique nasal, el tejido que separa los dps lados de la nariz. Este tabique contiene muchos vasos sanguíneos frágiles que se pueden lesionar fácilmente. Las hemorragias nasales pueden presentar con menos frecuencia en la parte alta del tabique o más profundamente dentro de la nariz y pueden ser más difíciles de controlar.

Hemorragias nasales repetitivas

Pueden ser síntoma de otra enfermedad. Las enfermedades más frecuentes son la hipertensión arterial, las alergias, un trastorno de sangrado o un tumor en la nariz o los senos paranasales.

Qué debemos hacer ante una hemorragia por la nariz

La persona debe sentarse y apretar suavemente la porción blanda de la nariz entre los dedos pulgar e índice, de tal manera que las fosas nasales estén cerradas. Debemos mantenernos así durante unos 5 a 10 minutos. Se recomienda inclinarse hacia adelante para evitar tragar sangre. Respirar a través de la boca. Esperar al menos 5 minutos antes de comprobar si ha parado el sangrado. Casi todas las hemorragias nasales pueden controlarse de esta manera si se da suficiente tiempo para que el sangrado se detenga.

La aplicación de compresas frías o de hielo sobre el puente nasal puede ayudar. En ningún caso se debe taponar la nariz con gasas. No se recomienda acostarse. Se debe evitar aspirar o soplar durante varias horas después la hemorragia.

Cuando buscar asistencia médica

La hemorragia no se detiene después de 20 minutos. La hemorragia nasal se presenta después de un traumatismo craneal, lo cual puede indicar fractura del cráneo. Cuando la nariz puede estar rota (si está deformada después de un golpe o una lesión). Si la persona padece alguna enfermedad que puede provocar sangrado.

(Con información de Mejor con Salud)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: