Lo que debes saber sobre la gripe en niños

Existen muchos mitos erróneos que solo confunden y pueden ser riesgosos

06/10/2016 4:04
AA

Durante las épocas invernales los casos de gripe se incrementan, sobre todo en lo niños, por lo que se emiten muchos consejos para prevenirla y curarla.

Sin embargo, muchas de las recomendaciones son erróneas y sólo crean confusión en la población, además de que pueden poner en riesgo la salud del menor.

Por ello, el doctor Javier Macías, pediatra del centro Sagrado Corazón de Valladolid y especialista de Doctoralia, revela la verdad de algunos de los mitos más comunes sobre la gripe en los niños. ¡Conócelos!

La vacuna contra la gripe es obligatoria

No hay peligro si no se vacuna, por lo que no se sugiere que todo los niños se la apliquen.

Sólo es recomendable en quienes tengan alguna enfermedad crónica como las cardiovasculares, el asma o la diabetes, así como quienes convivan con adultos en situaciones de riesgo.

Niño tienen los mismos síntomas que los adultos

La edad del niño será el determinante de los síntomas de la gripe.

Cuando los niños son mayores, los síntomas sí son similares a los de los adultos como fiebre, tos, congestión nasal, dolor de garganta, vómito o diarrea.

En el caso de los más pequeños, el malestar puede ser menos evidente como la pérdida de apetito, fiebre sin causa aparente o somnolencia.

Disminuyen sus defensas y son más propensos de contraer otros virus

El virus de la gripe sí puede ocasionar esto porque altera en gran medida la barrera defensiva, permitiendo el paso a otros virus y bacterias.

“Es lo que se conoce como reactividad cruzada”, dice.

La gripe los hace más inmunes

Es cierto porque la gripe deja inmunidad.

“De hecho cuando un niño se infecta por un tipo de virus gripal, será inmune para ese virus, pero también se refuerza su memoria inmunológica para otros virus gripales que ya haya padecido”, indica.

Los niños realicen por gripes “mal curadas”

No existe la gripe “mal curada”, pues no existe un fármaco que la pueda curar.

La enfermad ocasiona complicaciones, algunas leves y otras graves como la neumonía, encefalitis o insuficiencia renal.

“Estas complicaciones graves son raras cuando no existen enfermedades previas. Es importante entender que la aparición de estas complicaciones depende del virus que infecta al niño y de su estado previo de salud, no del tratamiento que hagamos para combatir la gripe, que casi en el 100% de los casos sólo será sintomático”, explica.

Lavarse las manos reduce el contagio

Es la medida más importante para prevenir el virus tanto en niños como adultos.

También es importante cubrirse la boca con la manga al estornudar o toser, y no acudir a la escuela estando enfermos.

Si la temperatura aumenta, el virus de la gripe se debilita

Es un mito muy extendido y hasta cierto punto lógico, pero la realidad es que la alta temperatura, no combate al virus.

“Dada la gran variabilidad y capacidad de adaptación que conocemos del virus gripal, no sería descartable que se pueda adaptar a la nueva situación”, concluye.

(Con información de Infosalus)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: