Logra que tu hijo vaya al dentista sin miedo

La primera visita al dentista debe hacerse cuando brotan los primeros dientes al niño, para checar la alineación dental y obtener consejos de limpieza.

28/02/2012 8:42
AA

Llegar con el dentista las primeras veces puede ser una verdadera tortura para los niños, pues resulta invasivo que alguien que no conocemos se acerque a nuestra boca con aparatos y herramientas que no sabemos para qué sirven, por eso es importante que se haga paso a paso y desde muy pequeños se familiaricen con un consultorio dental.

De acuerdo con la especialista en salud dental Guadalupe García (*) lo más conveniente es empezar a llevar al bebé al dentista desde que brotan sus primeros dientes, que puede ser desde los seis meses hasta el año, considerando los casos en donde los bebés ya nacen con dientes.

Sin embargo, en estas consultas no se van a intervenir al pequeño, más bien se puede ver cómo viene la alineación, se contestan dudas de los padres y se les dan tips de limpieza dental y prevención de caries.

En estas consultas se les recomienda a los padres de familia que no le dejen al bebe el biberón toda la noche, y que una vez terminado su última comida del día, les limpien los dientes con una gasita porque “la leche va contaminando los dientitos y provoca caries incluso desde pequeños si no se tiene este cuidado”, refirió la odontóloga.

Pero cuando las consultas reales comienzan, es a partir de los seis años, cuando el niño ya está en edad escolar, ya puede cepillarse los dientes por sí mismo, tiene una alimentación más variada y más riesgo de desarrollar caries.

En la primera de estas consultas, el niño lo que hará será platicar con el especialista, conocer el consultorio, despejar sus dudas sobre todo el equipo, aparatos y herramientas que hay ahí, así como aprender técnicas correctas de cepillado, y el uso de pastillas reveladoras de placa que le ayudarán, tanto al niño como a los papás, a saber en qué áreas dentales se tiene que poner más énfasis en la limpieza.

Así el niño va tomando confianza con el consultorio y con el especialista, empieza a ir con gusto, y esto, dice la doctora Guadalupe, logra que sea un excelente paciente de niño y de adulto porque siempre va a cooperar de buena gana con los tratamientos, al contrario de si se “atienden en contra de su voluntad, llorando o teniendo que estarlos deteniendo para que no se vayan y no se muevan”.

Una vez que la confianza se ha dado, la especialista indicó que ya se puede revisar su alineación dental, conocer si hay caries y con ayuda de estudios de rayos x y toma de modelos se puede conocer si hay algún problema de alineación dental y si los dientes definitivos vienen correctamente o si tendrá que requerir de algún tratamiento de ortodoncia.

Dentro de las primeras visitas, además de la asesoría el especialista le aplicará flúor al paciente para fortalecer sus dientes, y el niño no podrá tomar agua ni enjuagarse durante la siguiente media hora para que el producto actúe benéficamente en su dentadura.

En el caso de haber caries, la especialista indicó que éstas deben de restaurarse cuanto antes, además de indicarles a los padres el uso de selladores de fisuras para evitar que se acumulen bacterias y empiecen a desarrollarse caries.

Un correcto cepillado es lo más importante para cualquier persona, indicó la especialista, especialmente cuando los niños comen cosas dulces, pues estos productos son los principales responsables de caries y enseñarlos a limpiarse inmediatamente después de comer o tomar cosas dulces es básico para prevenir problemas.

(*) Dra. Guadalupe García Hidalgo
Especialista en odontología estética y restaurativa
Pertenece a la Asociación Dental Mexicana
especialidadesodontologicas@hotmail.com
 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: