Los beneficios del cuidado materno

Los niños que tienen una mejor relación con la madre tienen menos propensión a adicciones y estrés.

26/03/2014 6:02
AA

Un estudio ha comprobado que una conducta materna adecuada puede compensar ciertos efectos negativos del estrés en la infancia. Según los resultados de la investigación realizado por investigadores del Instituto de Neurociencias de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) ha demostrado que la atención de la madre en la infancia protege contra el estrés en la edad adulta.

La investigación indica que “una conducta materna adecuada puede compensar ciertos efectos negativos del estrés en la infancia y proteger ante el estrés en la edad adulta”, ha explicado Roser Nadal, una de las directoras de la investigación.

El experimento realizado con  30 ratas madres y sus 253 crías consistió en restringir durante sólo unos días la cantidad de material que utilizan los roedores para construir sus nidos. Al limitar este material en la jaula donde vivían la madre y sus crías se alteraba el proceso de construcción del nido.

Al estudiar el comportamiento de las  madres y sus crías a lo largo de 21 días, los investigadores han observado que, ante la situación de estrés provocada por la falta de material, la madre aumentaba la atención hacia las crías como si de alguna manera intentara compensar el estrés recibido, según han explicado los investigadores.

Una vez que las crías se hicieron adultas, los investigadores estudiaron a lo largo de casi cuatro meses (los ratones no suelen vivir más de 24 meses), su comportamiento y cognición en diversas pruebas, así como la reactividad endocrina al estrés mediante los niveles de hormonas corticosterona y ACTH. Los científicos evaluaron  tanto machos como hembras, porque los dos géneros pueden diferir en su reactividad al estrés.

“Los resultados fueron sorprendentes  porque hemos observado mejor adaptación a nuevas situaciones de estrés en la etapa adulta, como si la conducta materna protectora hubiera compensado los efectos negativos del estrés o como si el estrés recibido en la infancia fuera de intensidad leve y preparase a las crías a enfrentarse mejor a futuras nuevas experiencias estresantes” dijo Nadal.

Al llegar a la edad adulta, las crías que habían recibido la atención de sus madres durante la infancia están más protegidas ante las situaciones de estrés: “tienen una menor reactividad endocrina al estrés y realizan estrategias de afrontamiento más activas ante nuevas situaciones estresantes”.

Los roedores protegidos por su madre en la infancia muestran “menos interés por situaciones nuevas, probablemente reflejo de una disminución de su ‘búsqueda de sensaciones’, rasgo de personalidad que los psicólogos asocian a la predisposición a las adicciones. Los neurocientíficos han encontrado que algunos de los efectos “protectores” sólo estaban en las hembras, menos impulsivas cuando son adultas.


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: