Los besos consolidan a una pareja

Ayudan a disminuir el estrés e incrementan el nivel de apego que puede existir entre dos personas.

13/02/2014 3:27
AA

 Hombres y mujeres coinciden en que besar en los labios es una prueba fundamental para saber si se mantiene la atracción hacia una persona que les llamó la atención visual y verbalmente o si esa atracción es sustituida por indiferencia. Esto indica el estudio más amplio que se ha realizado hasta hoy sobre la bioquímica y la psicología involucrada en los besos, el cual fue conducido en el año 2007, con  mil 41 voluntarios, por la Universidad de Albany, en Nueva York, Estados Unidos.


La sensación de bienestar que genera el juntar los labios con una persona específica parece provenir de dos procesos químicos: besar a una pareja con la que hay un acoplamiento armónico incrementa los niveles de oxcitocina –la hormona que detona los sentimientos de apego—  y disminuye el cortisol –molécula conocida como la hormonas del estrés—. 

El primer beso
La investigación realizada en el año 2007 por la Universidad de Albany fue publicada en la revista Journal of Evolutionary Psichology bajo la firma de los investigadores en psicología evolutiva Susan M. Hughes, Marissa A. Harrison y Gordon G. Gallup Jr, quienes estudiaron a más de un millar de jóvenes estudiantes. 

Ellos indicaron que muchos jóvenes afirman haber descubierto que la fuerte atracción que sentían hacia un hombre o una mujer terminó por disolverse después de que experimentaron el primer beso con esa persona.

“Dicho en términos llanos; aunque muchas fuerzas intervienen en el proceso en que dos personas se conectan románticamente, el beso y en particular el primer beso puede ser el momento en el que se consolida o se rompe la negociación entre las dos partes que intervienen en el romance”, indicó en su reporte el profesor Gordon G. Gallup.

Susan M. Hughes, Marissa A. Harrison y Gordon G. Gallup, Jr. indican que muchos estudiantes universitarios se han sentido atraídos por alguien sólo para descubrir, después de que se besaron por primera vez, que ya no estaban interesados en esa persona. En otras palabras, dice Gallup, mientras que muchas fuerzas llevan a dos personas a conectarse románticamente, el beso, particularmente el primer beso, puede ser un trato interruptor.

La importancia de un beso
El estudio de la Universidad de Albany también encontró diferencias en la importancia que hombres y mujeres le dan al beso: Los varones tienden a besar como un medio para llegar a un fin, por ejemplo, para ganar favores sexuales o conciliar. En cambio, las mujeres besan para establecer y monitorear el estado de su relación y para evaluar y actualizar periódicamente el nivel de compromiso por parte de un socio.

En la muestra de  mil 41 estudiantes universitarios, investigadores encontraron sólo cinco estudiantes que nunca habían experimentado besos románticos y más de 200 que informaron haber besado a más de 20 parejas.

Según el estudio, los besos entre parejas ocurren en más del 90 por ciento de las culturas humanas. Algunos animales no humanos, como los chimpancés y los bonobos, parecen involucrarse en comportamientos parecidos a besar. 

Aunque besar es una práctica extendida entre los seres humanos, algunos científicos han intentado evaluar el significado adaptativo del comportamiento de besos.

“Besar es parte de un ritual de cortejo evolucionada”, dice Gallup. “Cuando dos personas se besan hay un intercambio de información rico y complicado: están involucradas pistas bioquímicas, táctiles y de lenguaje corporal, pero seguramente también hay involucrado algún mecanismo de identificación genética que nos acerca o nos aleja de aquellos con los que nos conviene reproducirnos”

Besar con la lengua
Según los investigadores, las mujeres no sólo ponen más énfasis en continuar con una pareja dependiendo del agrado o no que sintieron al besar, ellas tienden a declarar con más frecuencia que los hombres, que no aceptarían nunca tener relaciones sexuales sin besar. 

Las mujeres son más proclives que los hombres al pedir besos antes de un encuentro sexual y enfatizan más la importancia de besarse durante y después de encuentros sexuales también. 

En comparación, los hombres dijeron que no les molestaría tener sexo sin besos, y mucho más varones que mujeres expresaron su conformidad en tener sexo con alguien que no besara bien.

Un dato interesante fue que los varones  informaron que son más propensos que las mujeres a besar a abriendo la boca y buscar el contacto con la lengua. Los investigadores especulan que el intercambio de saliva durante los besos puede tener consecuencias biológicas por sí mismo. La saliva masculina contiene cantidades medibles de la testosterona que pudieran afectar la libido.

Los autores concluyeron que el estudio proporciona evidencia de que los besos románticos son parte de una estrategia evolutiva y adaptativa de cortejo que funciona como una técnica de evaluación de la pareja, un medio para iniciar la excitación sexual y receptividad y una manera de mantener una relación de cooperación.

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: