Los efectos de no hacer ejercicio por dos semanas

Se presentan pequeños cambios que pueden derivar en diabetes y problemas cardíacos

24/05/2017 12:08
AA

¿Cuántas veces no has querido tomarte un descanso del gimnasio y del ejercicio en general, ya sea porque no tienes tiempo suficiente o porque te sientes cansado?

Tomar un receso de nuestra rutina no es malo, siempre que no dure tanto tiempo o sea permanente, pues el cuerpo empieza a sufrir cambios a los pocos días de abandonar la actividad, ¿cuáles?

Un nuevo estudio indica que tomarse un descanso de un estilo de vida activo, tiene más daños de los que se piensan y todo comienza a las dos semanas.

El informe indica que con dos semanas de sedentarismo, las personas jóvenes y sin problemas de salud comienza a perder masa muscular y acumulan grasa alrededor de los órganos, lo que puede derivar en enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2 e incluso muerte prematura.

“Lo alarmante de este estudio es que se realizó con voluntarios sanos. No eran pacientes, ni tenían sobrepeso ni riesgos de diabetes tipo 2”, explicó la investigadora líder, Kelly Bowden-Davies, del Instituto del Envejecimiento y las Enfermedades Crónicas de la Universidad de Liverpool.

Los daños

La investigadora indicó que a los 14 días de abandonar el ejercicio, se observaron pequeños cambios significativos que ponen a la salud en riesgo.

Para descubrirlo, se seleccionó a un grupo de voluntarios que debían dejar toda actividad física como usar el elevador en lugar de las escaleras, tomar el autobús en lugar de caminar y quedarse en casa más de lo usual.

Después de las dos semanas de observación, se encontró que los participantes perdieron casi una libra (453.59 gramos) de masa muscular magra, mientras que la grasa corporal aumentó especialmente en el vientre, lo que representa un riesgo de enfermedades crónicas.

Asimismo se redujeron los niveles de aptitud física y los participantes fueron incapaces de correr durante el mismo tiempo o con la misma intensidad que antes.

Otro problema que se descubrió fue la reducción de la función de las mitocondrias, que es la capacidad de las células de regular la energía.

“En todo el mundo, las personas se hacen cada vez más inactivas debido a la tecnología, el transporte público, las escaleras eléctricas y los elevadores, y las máquinas que hacen lo que antes hacíamos a diario”, indicó Bowden-Davies.

Los problemas se pueden revertir

A pesar de los efectos que se sufren a las dos semanas de abandonar el ejercicio, afortunadamente pueden corregirse en el mismo periodo de tiempo si se retoma el estilo de vida activo.

“El efecto negativo de un estilo de vida inactivo se puede revertir cuando nos hacemos activos de nuevo”, dijo Bowden-Davies.

Sin embargo, no se logrará con ir sólo al gimnasio, sino que es necesario mantenernos activos durante todo el día como caminando y evitando pasar mucho tiempo sentados.

“Lo novedoso de este estudio es que enfatiza el poco tiempo de un estilo de vida sedentario que es necesario para comenzar a ver esos cambios”, concluye la Dra. Minisha Sood, endocrinóloga en el Hospital Lenox Hill de la ciudad de Nueva York,  quien no participó en el estudio pero que está familiarizada con los hallazgos.


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: