Los niños aprenden los miedos, señala estudio

Los pequeños no temen a las serpientes ni las arañas, pero las empiezan a asociar con cosas o escenarios "malos".

30/01/2011 7:49
AA

Hace unos meses, una investigación reveló que existen personas a las que cierto tipo de fobias relacionadas con el sexo les impiden tener una vida íntima y agradable con sus parejas.

Y es que algunos de los temores que brotan en el momento, se orientan hacia los genitales femeninos, las erecciones, o simplemente el sexo en sí. Ocasionalmente, estas fobias aparecen por algún problema en el pasado, algún mal recuerdo que envía señales al cerebro y altera la vida sexual de la persona.

Pero ahora se sabe que los niños no nacen sintiendo terror por las serpientes y las arañas, pero aprenden esos miedos muy rápidamente, y así lo sugiere un estudio reciente.

En un experimento del estudio, los investigadores enseñaron dos videos simultáneamente a niños con incluso apenas siete meses de edad. Un video mostraba una serpiente y el otro algo no amenazante, como un elefante. Al mismo tiempo, los bebés oían una grabación de una voz feliz o temerosa.

Los bebés pasaron más tiempo viendo el video de la serpiente cuando escuchaban la voz temerosa, informaron los investigadores, pero no mostraron señales de miedo.

En otro experimento, se enseñó a niños de tres años una pantalla con nueve fotografías y se les pidió que seleccionaran un artículo objetivo. Los niños identificaron a las serpientes más rápido que a las flores y mucho más rápido que otros animales que se parecen a las serpientes, como ranas y orugas.

Los niños que temían a las serpientes las identificaron igual de rápidamente que los niños que no tenían ese temor.

“Lo que sugerimos es que tenemos sesgos para detectar cosas como serpientes y arañas rápidamente y para asociarlas con cosas que son asquerosas o malas, como una voz temerosa”, comentó en un comunicado de prensa de la Asociación de Ciencias Psicológicas la investigadora Vanessa LoBue, de la Universidad de Rutgers. El estudio aparece en la revista de la asociación, Current Directions in Psychological Science.

LoBue dijo que investigaciones anteriores han mostrado que los adultos reconocen rápidamente la diferencia entre criaturas que asustan y las que no asustan tanto. El nuevo estudio confirmó que los niños hacen lo mismo, pero que se trata de una respuesta aprendida y no innata, aseguró. (Con información de Medline)

 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: