Los peligros de las bebidas energéticas para la salud

Pueden causar temblores, malestar intestinal, dolor de pecho, dolor de cabeza y hormigueo

28/11/2016 11:30
AA

El principal riesgo radica en las cantidades de cafeína que contienen.

Revertir el cansancio y la fatiga, evitar el sueño, mejorar el rendimiento físico, brindar energía y mejorar el estado anímico son algunas de las promesas de las bebidas energizantes, pero, ¿qué pueden producir en el organismo?

Estas bebidas nacieron como complemento deportivo. Por eso consumir una sola lata de manera esporádica no representa mayor problema. La preocupación surge por el uso inadecuado de las mismas.

Cuando se toman muchas bebidas energéticas en un periodo corto de tiempo, el organismo podría colapsar. Una persona sedentaria, por ejemplo, podría ser la más afectada, debido a que las bebidas energéticas en altas dosis elevan el ritmo cardíaco y la presión sanguínea.

Además, por contener cafeína son adictivas, producen insomnio, taquicardia, irritabilidad y ansiedad, entre otros síntomas menos comunes.

El exceso de estas bebidas tanto en el deporte, en las salidas nocturnas y en la vida cotidiana puede generar también deshidratación. De igual manera puede causar temblores, malestar intestinal, dolor en el pecho, diarrea, dolor de cabeza y hormigueo en el cuerpo. Al ser un producto que disminuye el sueño, puede afectar la concentración y aumentar el apetito que conlleva a la obesidad.

Efectos colaterales de las bebidas energéticas

Cambios en el ritmo cardíaco

Las altas dosis de cafeína contenidas en la bebida, provocan una sobredosis que puede derivarse en taquicardias en las que el corazón aumenta su ritmo cardíaco, lo que en algunos casos podría hasta causar algún colapso.

Aumento de adrenalina

Cuando se consumen este tipo de bebidas la persona puede presentar cuadros de ansiedad y desesperación que podrían tardar hasta tres horas en desaparecer.

Deshidratación

Contrario a lo que algunos piensan, estas bebidas no son rehidratantes. Quien las toma y además las combina con alcohol, podría presentar un cuadro severo de deshidratación que en casos muy extremos podría llevar hasta la muerte.

Gastritis

La persona podría sufrir ardor en el estómago, además de experimentar molestias al ingerir otros alimentos.

Desmayos

La bebida energética aumenta la adrenalina, por lo que la respuesta natural del cuerpo es tratar de disminuir la frecuencia cardíaca, por lo que llega poca irrigación al cerebro provocando un “choque” entre adrenalina y el intento por normalizarse, teniendo como consecuencia la pérdida de conciencia.

Alteración de los nervios

Las bebidas energéticas afectan principalmente al sistema nervioso central, puesto que al ser el encargado de enviar impulsos a los músculos, cualquier afectación que se dé, puede repercutir en todo el cuerpo.

Afecciones a los vasos sanguíneos

Las bebidas energéticas en exceso, provocan vasoconstricción, una irregularidad en los vasos sanguíneos que induce a que se contraigan. Para las personas con hipertensión representa un peligro, además, contienen Ginseng, lo que causa problemas en la presión arterial, generando una crisis que podría derivarse en embolias, derrames e infartos, entre otras complicaciones.

Daño a los riñones

Cuando hay una vasoconstricción severa, órganos como los riñones, ven disminuida la cantidad de sangre que llega hasta ellos, lo que a largo plazo provoca que haya un daño renal intenso, en el que nutrientes y electrolitos son desechados por el organismo, lo que provoca una desestabilización de la presión arterial.

Inhibición de neutrotransmisores

La ingesta de la cafeína en grandes cantidades, provocan algunas afectaciones en el cerebro, lo que podría impedir la correcta comunicación entre las neuronas.

(Con información de El Universal).


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: