Los peligros de sonarse la nariz muy fuerte

Después de sonarse la nariz muy fuerte, una mujer perdió temporalmente la visión

17/07/2018 12:36
AA
sonarse la nariz

Aprender a sonarse bien la nariz es clave para mantener una buena salud.

Todos nos hemos sonado la nariz para poder respirar bien, pero un caso médico ha alarmado a muchos especialistas, se trata de una mujer que por sonarse la nariz tan fuerte se fracturó el rostro y perdió la visión.

El caso fue publicado en BMJ Case Report y ahí se explica que la mujer de 36 años vive en Reino Unido y tras sonarse demasiado fuerte, tuvo consecuencias muy dolorosas.

>>Te puede interesar: Mujer sufre parálisis facial tras picadura de garrapata 

Peligros de sonarse la nariz muy fuerte 

La mujer se encontraba en su trabajo cuando se sonó la nariz, pero lo hizo con mucha fuerza y causó un enfisema orbital, es decir, causó que se inyectara aire en los espacios de los tejidos blandos y que se quedara atrapado.

sonarse la nariz

La órbita se refiere al agujero que hay en el cráneo en donde están los ojos.

Después de sonarse la nariz y de forma inmediata, la mujer perdió temporalmente la visión de ambos ojos y un par de horas después, su ojo izquierdo empezó a hincharse.

Luego comenzó un sangrado por la fosa nasal izquierda y un dolor extremo en el lado izquierdo de la cabeza y el cuello.

Al llegar al hospital, se le realizaron tomografías y se encontró que había sufrido una fractura en el ojo izquierdo y que el hueso que rodeaba al ojo también se había roto.

sonarse la nariz

Los médicos advierten que este tipo de fracturas solo ocurren cuando hay un traumatismo muy fuerte en la zona.

El hueso que es conocido como lámina papirácea, es muy delgado, por lo que un golpe en la cara o con una pelota puede causar fácilmente lesiones e hinchazón alrededor del ojo.

>>Creyó que tenía alergia, pero perdía líquido cerebral 

De acuerdo al doctor Sam Myers, autor principal de los estudios que atendieron el caso de la mujer, nunca antes se había escuchado de un caso así causado por sonarse la nariz.

“No piensas que pueda provocar la pérdida de visión o un hueso roto. Es posible que la paciente tenga una predisposición o un debilitamiento en el área del esqueleto alrededor del ojo, ya que los casos no traumáticos como este son raros”, agrega.

Para tratar el problema de esta mujer, le prescribieron analgésicos y no fue necesario hacer una cirugía, ya que la mayoría de los casos se resuelven solos con el paso del tiempo.

Consecuencias de sonarse mal la nariz

Al respecto, otros especialistas afirman que sonarse la nariz mal también tiene muchas consecuencias, porque puede causar sinusitis, neumonía y bronquiolitis.

De acuerdo a José Santos, secretario general del Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid (CPFCM), si nos sonamos mal la nariz, se acumulan las secreciones en las vías altas debido a un mal drenaje, causando sinusitis.

Por otro lado, si estas secreciones se acumulan en las vías respiratorias bajas, puede desencadenarse bronquiolitis o neumonía.

“Nos sonamos mal y no se trata solo de que los mocos que no se expulsan del organismo sean molestos, sino que terminan provocando rinitis, otitis, faringitis, sinusitis, entre otras patologías”, advierte el especialista.

sonarse la nariz

Además, subraya que la fisioterapia respiratoria sostiene que lo primero que hay que hacer es aprender a sonarse la nariz para evitar problemas respiratorios.

¿Cuál es la forma correcta de sonarse la nariz? 

Según el especialista, no sirve de nada sonarse tapándose los dos orificios nasales, sino que hay que hacerlo bloqueando primero uno y después el otro. También se puede optar por otra segunda opción que consiste en tragarse las secreciones.

“Hacerlo resulta mucho más saludable que no expulsarlas”, indica el experto.

Si los problemas para respirar comienzan, los fisioterapeutas recomiendan llevar a cabo una buena higiene nasal, es decir, integrar un lavado nasal en la higiene diaria.

Para hacerlo, aconsejan disolver en agua una cucharada de sal, llenar una jeringa e introducir el agua con sal sin pasarse de fuerza, a través de uno de los orificios nasales con la cabeza ladeada hasta que el agua sea expulsada por el otro orificio.

sonarse la nariz

>>Te puede interesar: Operación de amígdalas, ¿cuáles son las consecuencias? 

 

 

 


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: