Los riesgos de no atender las infecciones vaginales

La mayoría de las infecciones no presentan síntomas, por lo que se desconoce su presencia

09/05/2017 11:31
AA

Las infecciones vaginales y urinarias son de los problemas más frecuentes en las mujeres que surgen por ropa justada, nadar en albercas públicas o por algún encuentro sexual, y su gravedad puede ir de leve a severa.

Muchas de las infecciones se pueden curar rápidamente con el tratamiento correcto, pero el inconveniente es que la mayoría  no presenta síntomas, por lo que las mujeres, sobre todo las embarazadas, no saben que las tienen.

La directora del Hospital de la Mujer, María de Lourdes Martínez Zúñiga, explica que las infecciones vaginales o también llamadas “vaginitis” son padecimientos que afectan a las mujeres en todo el mundo y sus causas y sintomatología son diversas.

Factores de riesgo

Datos de la Organización Mundial de la salud (OMS) indican que el riesgo de adquirir infecciones vaginales aumenta hasta 50% en época de calor, por lo que es conveniente tomar precauciones que protejan la salud íntima.

Para evitar que esto sea un problema mayor, indicó, es necesario detectar los factores de riesgo como vida sexual activa, mala higiene íntima, cambios hormonales o uso de ropa interior inadecuada.

Señales de alerta

Entre los síntomas más comunes están:

  • Olor vaginal fuerte
  • Picazón
  • Ardor
  • Irritación
  • Flujo vaginal de color café, verdoso o amarillo oscuro

Las complicaciones

Cuando esta sintomatología no es atendida a tiempo o se ignora, hay riesgo de complicación porque una vaginitis simple puede ascender hasta el cuello uterino, inflamar el cérvix y provocar úlcera debido a hongos, bacterias o virus.

Martínez Zúñiga comentó que en este hospital son atenidas situaciones de hemorragia durante el embarazo, un problema de salud que ocupa el segundo lugar como causa de mortalidad por complicaciones en etapa de gestación.

Señaló que hasta 10% de las mujeres presenta sangrado vaginal en algún momento durante la gestación, en particular durante el primer trimestre, y aclaró que es más común cuando se trata de mellizos.

Las causas obedecen a la complicación de placenta previa, cuyo factor de riesgo es haber tenido con anterioridad una cesárea, y el desprendimiento de placenta, asociado a los estados hipertensivos del embarazo.

En estos casos, la especialista detalló que han sido realizados protocolos en 2015 para mantener mortalidad cero y en 2016 de solo dos: uno por cáncer de mama y otro por sepsis.

Refirió que el sangrado vaginal durante los tres primeros meses del embarazo puede ser una señal de aborto espontáneo o gesta ectópica.

Sin embargo, cuando se registra entre el cuarto y noveno meses representa un signo de desprendimiento prematuro de placenta, aborto espontáneo y placenta o vasos previos.

Ante cualquier señal de sangrado, la experta del nosocomio recomendó acudir de inmediato a los servicios médicos y no tomar medicamentos sin la autorización profesional.

(Con información de Notimex)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: