Los seis efectos menos conocidos del estrés

Cuando nos sentimos estresados es mejor hacer bromas sobre asuntos como enfermedades o situaciones que amenazan la vida

17/11/2016 8:14
AA

Los altos niveles de estrés también afectan de manera directa al sistema digestivo.

“Luchar o huir”, así se llama la reacción más común de nuestro cuerpo frente a una situación estresante. El cuerpo está diseñado para que al percibir una amenaza o un riesgo, se prepare para, literalmente dar la pelea y alejarse del peligro.

Cuando el estrés no dura mucho tiempo, te llena de energía y emoción, y te sientes listo para dar la pelea. Pero cuando el estrés dura más de lo necesario, te empiezas a cansar de sentirte todo el tiempo en actitud de batalla y los efectos en tu cuerpo pueden ser muy peligroso.

Más allá de los síntomas, especialistas de Medical Daily muestran seis efectos menos conocidos que el estrés provoca en nuestro cuerpo.

Humor negro

Cuando nos sentimos estresados es mejor hacer bromas sobre asuntos como enfermedades o situaciones que amenazan la vida. La Asociación de Ciencias Psicológicas indica que se trata de un mecanismo de supervivencia, el reír en momentos difíciles puede reducir las emociones negativas que rodean un evento estresante.

Pérdida del cabello

Según la Clínica Mayo, el estrés contribuye de tres formas diferentes a la pérdida de cabello. En algunos casos, el estrés lleva a los folículos pilosos a una fase de reposo, por lo que se caen más tarde, al peinarse o lavar el pelo.

Diarrea

Los niveles de estrés juegan un papel fundamental en el sistema digestivo, de modo que es común que personas con ansiedad tengan mayor malestar en el estómago. Entre las enfermedades que puede desencadenar el estrés se encuentran el Síndrome del Intestino Irritable.

Irritación de la piel

Un sarpullido o urticaria puede ser consecuencia del estrés o tensión. No obstante poner atención cuando la hinchazón o la irritabilidad afecta en lugares que pueden bloquear las vías respiratorias, como la lengua o la garganta.

Sonidos amortiguados y visión túnel

Ambos efectos son reacciones comunes al estrés, según explican desde la Oficina de Salud Mental del Estado de Nueva York. En realidad, muchos efectos secundarios del estrés son de carácter sensorial, como padecer una mayor sensibilidad a la luz, sensación de descoordinación o de desorientación.

(Con información de 20 minutos).


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: