Los síntomas poco conocidos de la ansiedad

Desde pupilas dilatadas hasta problemas para concentrarse

07/04/2017 12:46
AA

La ansiedad es un mecanismo que se adapta naturalmente, nos permite ponernos alerta ante sucesos comprometedores y en realidad, un cierto grado de ansiedad proporciona un componente adecuado de precaución en situaciones peligrosas. Una pequeña dosis de ansiedad puede ser de mucha ayuda para mantenernos concentrados y afrontar los retos que tenemos por delante.

Pero si dejamos que la ansiedad se apodere de nuestro tiempo y vaya más de lo permitido, su impacto psicológico puede afectar diferentes aspectos de la salud, muchos de los cuales ni siquiera somos conscientes.

Efectos en el cuerpo

  • Dolor de cabeza: El estar en constante estado de ansiedad hará que todas las venas y arterias de nuestro cuerpo se contraigan con el fin de ofrecer más sangre a los músculos. La circulación es entonces más intensa y ello favorece que se produzca la vasoconstricción (un estrechamiento en el vaso sanguíneo, produciendo una disminución en el flujo sanguíneo). Este tipo de dolores de cabeza son más frecuentes en la mañana y la tarde.
  • Pupilas dilatadas: Cuando nuestra ansiedad es muy elevada es común experimentar este síntoma tan poco usual que puede provocarnos mareos, ver luces en nuestro alrededor y una reducción de nuestra calidad visual.
  • Dolor en la mandíbula: Existen zonas de nuestro cuerpo que acumulan la ansiedad en un mayor grado y eso es justamente lo que le pasa a nuestra mandíbula. Si notas un dolor más intenso en tu mandíbulas por las mañanas e incluso este dolor se extiende a tus oídos es probable que sufras de bruxismo (rechinar los dientes por la noche, a causa de la ansiedad y del estrés). En estos casos es necesario que consultes a tu médico, porque a pesar de que una placa te puede ayudar por la noches, lo mejor es trabajar en la causa de tu ansiedad.
  • Dificultad para comer: Es otro síntoma muy común conocido como disfagia (la necesidad de un esfuerzo y mayor cantidad para tragar líquidos o alimentos). Este síntoma se relaciona con nuestras glándulas encargadas de producir saliva. El principal objetivo de nuestro cuerpo es reservar todos los líquidos para cuidar los músculos, ya que estos son los que nos ayudaran a correr, huir y con esto se encarga de guardar este líquido para sudar más tarde.
  • Ir al baño con frecuencia: ¿Cuántos no han experimentado las ganas de ir repetidamente al baño ante una situación que provoca gran nerviosismo? Este es un hecho común, aunque curioso porque cuando sufrimos de ansiedad, el riñón produce menos orina, pero prevalece la necesidad básica de eliminar pesos innecesarios para escapar más rápido. Nuestro cerebro nos ordena eliminar la orina y por eso hace que vayamos tantas veces al baño aunque solo sea poco.
  • Desrealización: Se trata de la sensación de que lo que nos rodea no es real y no formamos parte de lo que vemos. De todos los anteriores este es el más extraño, pero muy común en quienes sufren por un periodo de ansiedad muy intenso. Esto se debe a que la ansiedad intensa afecta los pulmones y eso hace que respiremos muy rápido, lo que tiene como efectos dos cosas: a primera es la hiperventilación y la segunda notar cierta sensación de desrealización.

Causas de ansiedad

  1. Genéticas: puede heredarse a través de los genes.
  2. Causas circunstanciales: pueden ser hechos traumáticos o accidentes. En estos casos, aparece cuando pasan los sucesos.
  3. Consumo de drogas: ocurre al estar sobrio de cualquier sustancia adictiva. Para algunas personas la cafeína, puede producir este estado.
  4. Experiencias: por las alteraciones en el ámbito que te rodea.

Prevención

La ansiedad es un sentimiento normal de temor y según el director de Investigación del Instituto de Neurociencias, Investigación y Desarrollo Emocional, asegura que al menos 14.9% de los mexicanos la padece.

Para prevenirla, es importante adoptar un estilo de vida saludable y evitar el consumo de drogas o sustancias que la causan, practicar ejercicio físico de forma regular y hacer actividades  relajación que ayuden a combatir estas crisis.


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: