Luces navideñas causan migraña e insomnio

El exceso de iluminación reduce la producción de melatonina

09/12/2017 1:00
AA
luces

¿En el último mes te has sentido irritable, con insomnio o te han dado migrañas? Las luces navideñas pueden ser la razón.

¿En el último mes te has sentido irritable, con insomnio o te han dado migrañas? Las luces navideñas pueden ser la razón.

Luces de navidad

Durante el mes de diciembre la iluminación aumenta entre un 30 y 50%, según indica la NASA. Si bien dan alegría y son un símbolo importante de las festividades, también influyen directamente en el calentamiento global por la energía que consumen y los cambios de temperatura que provocan.

“La noche es un termorregulador, es decir la tierra se recupera del calor provocado por la luz del día. Con tanta bombilla las temperaturas bajan menos”, explica Kilian Vindel, divulgador astronómico de Astrobanyoles (Gerona).

Otro de los problemas que pueden surgir por las luces nocturnas artificiales es la desorientación de animales como pájaros o tortugas, indica un artículo publicado en Environmental Health Perspectives.

Los efectos en la salud

Diversos estudios como el realizado por la Universidad de Stanford, indica que las luces tienen efectos negativos en nuestra salud como la alteración del ritmo circadiano.

El doctor Eduard Estivill, neurofisiólogo especialista en Medicina del Sueño, de la Clínica del Sueño Estivill (Barcelona),  explica que esto se traduce a una menor producción de melatonina que ocasiona irritabilidad, falta de concentración, problemas de memoria y favorece la aparición de ojeras.

Si el descanso no es el adecuado, surgen distintas enfermedades como son:

“Además, la falta de sueño incrementa el apetito y nuestro cerebro nos motiva a consumir más hidratos de carbono, lo que acaba facilitando la obesidad”, indica Iván Eguzquiza, psicólogo conductual del Instituto del Sueño de la Universidad de Reikiavik (Islandia).

El especialista añade que incluso aumenta al doble el riesgo de padecer cáncer de próstata en hombres y de mama en mujeres.

Sin embargo, no hay de que preocuparse, pues los efectos afectan de diferente manera a cada persona.

“Los ritmos circadianos se han ido formando desde el nacimiento; los bebés duermen mucho y lo suelen hacer a oscuras. A medida que van madurando saben que la oscuridad es propicia para el suelo. Por eso, si a un niño le habituamos a descansar sin nada de luz, de mayor cualquier interferencia lumínica por la noche le desvelará; por el contrario si les dejamos algún foco de luz, de adulto tolerará mejor la claridad”, aclara el doctor Francisco Javier López, coordinador del Grupo de Estudio de Epilepsia de la Sociedad Española de Neurología.

Aumento de accidentes viales

Otros inconvenientes que ocasionan las luces son los accidentes peatonales y automovilísticos, sobre todo para personas con alta sensibilidad a los deslumbramientos y quienes padecen cataratas.

“Al menos el 70% de los conductores sufre deslumbramientos, y en el caso de personas con trastornos de la visión y mayores de 50 años son más acusados y pueden ocasionar accidentes”, indica el Colegio de Ópticos-Optometristas de Galicia.

En el caso de los peatones, los problemas tienen que ver con la aparición de migrañas que como menciona el Servicio Nacional de Salud de Estados Unidos, surgen por la excesiva iluminación en las calles.

El cielo también se afecta

El último afectado por las luces es el cielo, al menos para su observación astronómica.

“La luz artificial nos imposibilita ver detalles de las constelaciones que otras civilizaciones hace miles de años podían ver. En la Tierra cuesta mucho trabajar con telescopios, por eso hay que sacarlos fuera de la atmósfera. La humanidad tiene derecho a observar el cielo, deberíamos poder ver la Vía Láctea siempre”, dice Jorge Núñez, director del Observatorio Fabra (Barcelona).

Por ello, la Fundación Starlight (Tenerife), respaldada por la UNESCO, la Organización Mundial del Turismo y la Unión Astronómica Internacional, buscan por controlar esta contaminación y denunciar a quienes infrinjan las normas.

De igual manera, Cel Fosc (Cielo Oscuro), en Cataluña, emitió algunas recomendaciones para regular el tipo de iluminación, cuidar los lugares oscuros y evitar que las luces se vayan hacia el espacio.

“Se podrían sustituir las luces que contaminan mucho por otras menos agresivas, es caro pero factible”, sugiere Núñez.


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: