Luxación debe atenderse de inmediato

Cuando no se atiende a tiempo una separación de articulación, se atrofia el segmento óseo, hay falta de fuerza y, por ende, deterioro de funciones.

24/01/2013 8:03
AA

La luxación es una lesión en la que la articulación presenta una separación de segmentos óseos, y no es lo mismo que una fractura de hueso, aunque en una luxación es posible que, al producirse, ocurra una rotura del hueso que recibe los músculos de ambos segmentos, dijo a SUMEDICO el licenciado Juan Pedro Casales Quezada(*), director de la Clínica de Terapia Física y Movimiento.

“Una luxación puede ocurrir por alguna actividad violenta, un golpe fuerte o una distensión; y en ocasiones es posible que vaya acompañada de un desgarramiento de músculos y tendones, e inclusive de nervios y arterias, y la cápsula articular”, explicó el especialista.

La sintomatología es muy simple, a decir del especialista, quien señaló que lo más común e inmediato es el dolor intenso, “porque el segmento óseo se salió de su lugar”.

También hay deformación en la zona, “es algo que luce anormal, y esto se identifica también con la falta de movilidad, lo que conlleva un proceso inflamatorio. Cuando se juntan estos síntomas entonces nos percatamos de que hubo una luxación”, explicó.

Si una luxación no se atiende a tiempo “los efectos secundarios son importantes, primero porque al tratar de recuperar la posición será mucho más difícil lograrlo, también se genera fibrosis y una inflamación crónica, lo que provoca que los tejidos se nieguen a volver a su posición normal; también puede depositarse calcio en los músculos, se atrofia el segmento, hay falta de fuerza y, por ende, deterioro de funciones”, dijo el experto.

Por ello, explicó que es sumamente importante no dejar pasar más de 24 horas para la atención de una luxación, cuando no se disponga de los medios para acudir con un especialista, pero hizo hincapié en que lo mejor es atender el caso de inmediato, para evitar graves consecuencias.

El licenciado en terapia física y rehabilitación señaló que las luxaciones más comunes son las del hombro, seguidas muy de cerca por las de muñeca, tobillo, rodilla, cadera, mandíbula y una muy especial, que ocurre durante el nacimiento de un bebé, que es denominada luxación congénita de cadera, la cual suele ser muy severa.

“Otra luxación severa es la de columna, tanto cervical como dorsal o lumbar, porque conlleva parálisis al seccionarse la médula, comprometiendo el movimiento, y ésta generalmente tiene un pronóstico muy desagradable”, explicó.

Tratamientos inmediatos

Tras la luxación, lo más importante es acudir con el especialista, para que la lesión se atienda de inmediato y se eviten consecuencias.

“En esto no hay reglas. El tiempo aproximado para que una luxación mejore es de seis a ocho semanas, pero esto depende también de la edad de la persona, el grado de la luxación y el tiempo que el paciente tardó en acudir por ayuda”, señaló.

La importancia de ir con el especialista es que se requieren de técnicas específicas, así como de anestesia para volver a colocar el segmento en su sitio, “pero después es necesario acudir a terapia de rehabilitación física para descontracturar los músculos, desinflamarlo y darle movilidad”, señaló.

Finalmente, el especialista compartió un paso a paso, en caso de sufrir alguna luxación:

  1. Después de la lesión hay que inmovilizar el segmento con una venda o cualquier tela que tengamos a la mano
  2. No intentar acomodarlo
  3. Acudir de inmediato al hospital, ya sea a urgencia, pero de preferencia con un ortopedista, pero los médico generales están capacitados para atender una emergencia
  4. Si el dolor es muy intenso tomar un analgésico, pero de preferencia no hacerlo

(*) Lic. Juan Pedro Casales Quezada
Fisioterapeuta / Director de la Clínica de Terapia Física y Movimiento
casalesq@hotmail.com


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: