Médico del IMSS robaba medicamentos

Guillermo Olivares Beltrán, presunto culpale de crear una red de venta de farmacos oncológicos, fue denunciado en la Secretaría de la Función Pública.

04/06/2010 11:06
AA

Un médico adscrito al Instituto Mexicano del Seguro Social lidereaba presuntamente una red de tráfico de medicamentos oncológicos, tal vez, la más grande de la que se haya tenido noticia, el acto ilícito fue descubierto por la Secretaría de la Función Pública (SFP) en coordinación con el Órgano Interno de Control del IMSS.

Guillermo Olivares Beltrán, jefe con licencia, de Oncología del Hospital de Ginecoobstetricia número 3 del Centro Médico Nacional La Raza del IMSS fue denunciado ante la SFP por el robo de medicamento para el tratamiento de cáncer de uso exclusivo del sector salud, propiedad principalmente del Seguro Social y por su posterior venta en el mercado negro.

Olivares Beltrán trabajaba con un grupo de doctores que vendía de manera ilegal medicamentos de alta especialidad, al momento se han identificado once empresas relacionadas con el caso, con sedes en el Distrito Federal y los estados de México, Puebla, Jalisco y Nuevo León, según investigaciones de la Procuraduría General de la República (PGR) y la Policía Federal (PF), publica el diario Excélsior en su edición de hoy.
Los médicos coludidos en el robo son jefes de servicio del área de oncología de distintas instituciones públicas de salud y además son dueños de los negocios donde se venden las medicinas sustraídas ilegalmente.
La investigación para dar con la red de traficantes de medicamentos se llevó un año. Ahora se espera que el Ministerio Público cite a los probables responsables de la venta ilegal de medicamentos de alta especialidad propiedad del sector público.
Los inculpados tendrán que acreditar la procedencia de los fármacos que venden. De no ser así, el delito en que habrían incurrido está previsto como grave en el artículo 464 de la Ley General de Salud, reformado, así como por el artículo 368 del Código Penal Federal, reformado.
De ser encontrados culpables por vender medicamentos en forma ilícita podrían cumplir una pena en prisión de hasta 15 años.
Guillermo Olivares Beltrán, el principal acusado, tiene dos socios, los hermanos Mireya y Guillermo Ríos Lanz, con quienes creó empresas que compran y venden productos farmacéuticos que han sido robados al sector salud, según la investigación de la PGR.
Al analizar los lotes de los medicamentos, se encontró que primero fueron vendidos al sector salud y luego aparecieron en los almacenes particulares de las empresas que los comercializaban a precios menores de los que ofrecían los laboratorios.
También se constató que los fármacos robados se ofrecían al público de manera abiera, en los pasillos de las clínicas del Seguro Social y en otras instituciones médicas a través de volantes. Algunos médicos de esa institución adquirían el producto para aplicarlo a sus pacientes en sus consultorios particulares.
Las empresas involucradas en la venta de medicinas robadas con Grupo Oncopharma, Farmaclinic y Oncovida, que fueron denunciadas desde el 22 de abril del año pasado ante el Órgano Interno de Control del IMSS.
Oncopharma que recientemente cambió su nombre a Onco Tec y Oncovida tienen su domicilio en una torre de consultorios ubicada en Sur 132, número 108, colonia Las Américas, en el Distrito Federal. Se trata de un edificio adyacente al Hospital Inglés ABC, de donde Olivares Beltrán es parte del equipo médico oncológico, según el directorio de la institución médica.
En la Ciudad de México, además de Olivares Beltrán, las autoridades identifican como integrantes de la red de tráfico ilegal de medicamentos al médico Alberto Mendoza García y a su hijo, Christian Alberto Mendoza Parra, quienes aparecen como propietarios de la empresa Grupo Maymen.

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: