Más de 150 modificaciones a la Ley de Salud

Entre los principales cambios que sufrió la legislación está la prohibición de fumar en espacios cerrados y la colocación de pictogramas en cajetillas.

08/08/2012 9:23
AA

Después de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, quizá la Ley General de Salud sea la norma con más modificaciones o cambios significativos en su contenido.

En entrevista con La Silla Rota, Ernesto Saro Boardman, presidente de la Comisión de Salud del Senado, refiere que en los seis años que duraron la LX y LXI legislaturas la Ley General de Salud se modificó formalmente al menos 150 veces, es decir, tuvo 25 cambios por año.

El senador del PAN, reconoce que en este sexenio, los senadores y diputados tuvieron una “tremenda inquietud” por los temas de salud.

Señala que al menos 600 asuntos, entre iniciativas y minutas, fueron turnados a la comisión que él preside, esto es, cien turnos por año.

El resultado del análisis y discusión de estos proyectos, fue la producción de 520 dictámenes, la mayoría involucró enmiendas menores y/o significativas a la Ley General de Salud.

Señala que entre los principales cambios que sufrió la legislación, está el relativo al tabaco con la prohibición de fumar en espacios cerrados y la colocación de pictogramas en las cajetillas de cigarrillos, para alertar sobre los efectos nocivos de su consumo.

Además, de la Ley General de Control del Tabaco, inserta en la Ley General de Salud, también esta última norma sufrió otra modificación, con su vinculación directa con la Ley de Cuidados Paliativos ya en vigor.

La también llamada Ley de Muerte Digna, prevé que las y los mexicanos que reciben atención médica privada o pública, por obligatoriedad tiene que compartírseles los diagnósticos, para que participen directamente en las decisiones de su tratamiento, y definir cuando pasan a ser enfermos terminales –con menos de seis meses de vida-, si continúan con la medicación, o se van a su casa para que la enfermedad siga su curso.

El legislador por Coahuila, recuerda que otra modificación de trascendencia en la Ley General de Salud, está relacionada con la donación de órganos y trasplantes.
La Ley General para el Control y la Procuración de Órganos, que redefine el concepto de “muerte cerebral”, permite aprovechar muchos órganos para trasplantes, con una definición más precisa del concepto de “donador”.

Saro Boardman señala que fueron seis años de trabajo muy intenso, pero “donde en realidad no estamos muy satisfechos”, porque quedaron temas pendientes, muchos de ellos de gran importancia, como la Ley de Reproducción Asistida.

Reconoce que por tantas enmiendas, la Ley General de Salud impresa presenta importantes rezagos, de ahí que es mejor consultar las ediciones electrónicas, que contienen todas las actualizaciones que se le hicieron en estos últimos seis años.

Una nueva ley
El presidente de la Comisión de Salud, acepta que México requiere, con urgencia, de una nueva Ley General de Salud, pero con otra estructura.

Lamenta que los legisladores “tengamos la intención de llevar todo a ley”, por lo que pugnó porque la Ley General de Salud se transforme en una “ley marco”, donde se definen los conceptos y se deje a la legislación secundaria, a la reglamentación, a las normas, la dinámica de un tema en particular. 

Señala que la actual Ley General de Salud consta de más de 400 artículos, y dentro de esta hay leyes generales, “donde creo que no es lo adecuado.
Creo que la Ley General de Salud debe definir los conceptos básicos que están en la filosofía de los mexicanos, debe de privilegiar los temas preventivos, aquellos que tienen que ver con salud pública”, sugiere.

Reprueba de nuevo que “todo mundo quiera llevar sus temas a ley. Querían llevar a la Ley General de Salud que se defina que el cáncer de mama, es prioritario para el país, pero no podemos destacar una enfermedad sobre otra”.

Reconoce que en su momento hubo críticas “a que estábamos legislando demasiado y yo lo que les decía es que la propia ley nos obliga a legislar. Si me llegan minutas, si me llegan iniciativas, pues mi obligación es dictaminarlas.

Y creo que lo peor que puede hacer una comisión, es ignorar una iniciativa o una minuta y no dictaminarla. Entonces, no era una crítica a la comisión, sino al propio Congreso, donde la mayoría de los compañeros hacían propuestas, algunas de ellas bastante improcedentes”.

Revela que del Partido Revolucionario Institucional (PRI) vinieron las críticas más ácidas de que “la comisión estaba dictaminando mucho, ese fue el término, y yo lo único que hice en ese momento, presenté un informe donde más de la mitad de las iniciativas que estábamos dictaminando, procedían del propio PRI, y bueno –les dije- amarren a sus diputados para que sean menos intensos al legislar”.

Destaca que la LXII Legislatura debe trabajar en una nueva Ley General de Salud, con otro concepto, mucho más general, para que no ocurra lo que con la Constitución, “hemos llevado tanto a la Constitución, que la hemos hecho un candado.

A la Constitución le hacemos enmiendas un día y otro también. Entonces, creo que eso es un error, porque se pierde la dinámica de las leyes, y el concepto de salud tiene avances tecnológicos tan grandes, que no puede quedar sujeto a parches”. 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: