Música conmueve física y emocionalmente

Es importante que la madre le cante a su hijo cuando está en el vientre, para que reconozca su voz y estreche su relación cuando nazca.

15/03/2011 10:01
AA

“Desde que el bebé está en el vientre de la madre, es bueno que ésta le cante para que su hijo reconozca su voz y se estreche la relación entre ambos”, dijo el doctor Enrique Flores*, durante su participación en la Semana del Cerebro, que se lleva a cabo en la Biblioteca Vasconcelos de la Ciudad de México.

El doctor Flores, músico e investigador, compartió en el auditorio principal de la Biblioteca Vasconcelos su ponencia “Mente, música y cerebro”, con la cual buscó ampliar la información sobre la relación que existe entre la música y la mente.

“Siempre, un ritmo lento y una entonación suave van a motivar tranquilidad en el cerebro, lo cual le permitirá al individuo hacer sus cosas de buena manera y con éxito”, argumentó al inicio de su participación.

No obstante, todo el fenómeno tiene un proceso, en el cual se interponen diversos mecanismos que incluyen a las neuronas y las partes del cerebro involucradas con la memoria y las emociones. “La reacción del ser humano ante la música, es biológica”, aseguró.

“La música tiene efectos psicológicos y físicos en el ser humano. De ahí que sintamos las famosas mariposas en el estómago o que una canción triste no arranque una lágrima. Pero todo esto depende de muchos aspectos como, por ejemplo, la manera como percibimos la música, el ritmo, el volumen, inclusive el estado de ánimo influyen. Si por ejemplo, nuestros papás nos ponían música clásica, entonces nacimos y crecemos con los oídos ya educados”, comentó el doctor.

Flores explicó los componentes cerebrales que determinan el valor que le damos a la música: “El hemisferio izquierdo del cerebro es el que se encarga de darle las clasificaciones agradables a la música que escuchamos, pero también se incluye a la amígdala cerebral, la que está relacionada con las emociones y prácticamente nos cuida, porque gracias a ella reaccionamos de cierta forma ante, por ejemplo, un riesgo, o bien, ante una canción agradable, que nos emociona. Finalmente, se integra la memoria de largo plazo, en donde se guarda todo lo relacionado con la música que nos emociona o nos entristece; ésta se activa y completa ese ciclo que afecta a todo el organismo”.

Explicó también, que el recuerdo de cualquier cosa, desde una imagen hasta una canción, se da gracias a las redes neuronales, las cuales se forman por la conexión entre varias neuronas del cerebro y, cuando recordamos dicha imagen o canción, las redes, que pueden ir de un lado a otro del cerebro, se encienden y obsequian el recuerdo.

Para que la música tenga un efecto en el cerebro, y por ende en el organismo de la persona, se activa un sistema compuesto de tres funciones simples, las funciones de la memoria:

  • Adquirir
  • Almacenar
  • Recuperar

No obstante, de acuerdo con el doctor Flores, por mucho que la memoria active ese mecanismo, “si nosotros no reforzamos la memoria, si no alimentamos esa memoria, los recuerdos se pierden”.

El doctor Flores, explicó que la relación entre la música y el cerebro es tal y tan importante que, de hecho en algunas instituciones educativas, e incluso con pacientes que tiene Alzheimer, se utiliza la música para enseñar y como medio de comunicación.

“Hay escuelas en las que los maestros utilizan música no sólo para tranquilizar a sus alumnos, lo cual puede hacerse con música clásica, muy suave, que dure sólo un par de minutos; también utilizan la música para que se aprendan las lecciones más rápido y mejor. De igual forma, para los pacientes con Alzheimer, los que incluso han olvidado la manera como se expresa, la música los ayuda a pedir cosas, a comunicarse; y es muy interesante, porque lo hacen cantando”, explicó.

No obstante, a pesar de haber asegurado que la música hace mucho bien a los bebés que aún están en el vientre, para despertar sus sensaciones ante el mundo, y confirmar que la música se buen cuando es parte de una dinámica de aprendizaje, refirió que, sin embargo, acompañar a los niños con música mientras realizan un ejercicio cognitivo es erróneo (como ya se había reseñado en SUMEDICO), ya que la música los distrae, por muy suave y lenta que sea, y no les permite aprender.

Finalmente, cuando se utiliza dentro de una dinámica de aprendizaje, la música favorece materias como las matemáticas, el conocimiento en general y la asociación de ideas.

(*) Dr. Enrique Flores
Músico egresado de la Escuela Nacional de Música e Investigador del Instituto Nacional de Psiquiatría “Juan Ramón de la Fuente”.


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: