México líder mundial en consumo de refresco

Un impuesto a las bebidas azucaradas que generan obesidad reduciría su consumo y generaría recursos para políticas preventivas.

06/09/2011 11:50
AA
México ha rebasado a Estados Unidos como el país con mayor consumo de refrescos por persona y de manera global, sobrepasando los 163 litros de bebida al año por individuo, indica un estudio realizado por investigadores del Centro Rudd para Políticas Alimentarias y Obesidad de la Universidad de Yale. 
 
De acuerdo con el estudio, México ha superado a Estados Unidos hasta en un 40 por ciento de consumo de bebidas refrescantes azucaradas, y la niñez mexicana ha rebasado a la norteamericana en niveles de sobrepeso y obesidad. 
 
Según la Secretaría de Salud, el consumo de refrescos es el principal origen de calorías que generan la obesidad, contabilizando una cuarta parte aproximadamente, cuyo consumo se da principalmente en escuelas y espacios públicos debido a que no existe un servicio de agua potable para que los niños y jóvenes puedan saciar su sed. 
 
Ante el incremento de los índices de obesidad y el alto consumo de refrescos, la Organización Mundial de la Salud ha pedido a los gobiernos que se tomen medidas para frenar el incremento de la obesidad, incluyendo salidas fiscales.
 
De igual manera, el Secretario General de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), José Ángel Gurría, además del relator especial de Naciones Unidas para la Seguridad Alimentaria, Oliver de Schutter, recomendaron al gobierno mexicano imponer impuestos a los productos que generan obesidad, señalando que el problema que vive México en ese sentido ya es de carácter urgente. 
 
La medida pretende reducir el consumo de refrescos hasta en un 24 por ciento, si se le impone un impuesto de 20 por ciento; lo cual significaría, inclusive, una reducción en el gasto de las familias, las cuales utilizan mayor cantidad de dinero en comprar refrescos que otros alimentos básicos; también, las ganancias obtenidas por este impuesto, alrededor de 2 mil 300 millones de dólares, servirían para instalar bebederos de agua potable en escuelas y espacios públicos. 
 
Finalmente, las organizaciones defensoras del consumidor han pedido al poder legislativo que dicho impuesto, sugerido por la OCDE, sea aprobado, además de impulsar políticas de prevención y atención a personas que padezcan este problema. (Con información de BBC y El Poder del Consumidor)
 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: