México, rezagado en Tamiz Neonatal

El rezago en los diagnósticos pone en peligro la salud infantil, amenazando con el desarrollo de enfermedades como fibrosis quística.

26/04/2013 10:36
AA

A causa de escasez de información de parte de los legisladores, México se encuentra muy atrasado en la aplicación del estudio de tamiz neonatal, el cual se practica en niños recién nacidos y hasta los primeros 28 o 30 días, y carece de arraigo, lo que dificulta los diagnósticos oportunos de enfermedades que pueden ser atendidas de inmediato, dijo la doctora Marcela Beatriz Vela, investigadora de Ciencias Médicas y miembro del Sistema Nacional de Investigadores de Conacyt.

El tamiz neonatal, que cumple 50 años de haber sido desarrollado por el doctor Robert Guthrie, permite identificar a tiempo una gran cantidad de enfermedades congénitas y algunas de baja incidencia (antes llamadas enfermedades raras), para aplicar un tratamiento oportuno y mantener un buen ritmo de control y vigilancia sobre el paciente, para confirmar su sano desarrollo y crecimiento.

“Lo más importante, después de realizar el estudio, y obtener un resultado, es que los médicos vigilen el tratamiento y realicen una valoración de crecimiento y desarrollo”, señaló la especialista, e hizo hincapié en la importancia de regular en México, al nivel de las instituciones públicas de salud, un tamiz neonatal ampliado, ya que “este estudio cambia la historia natural de un niño”.

Explicó que cuando se realiza un tamiz neonatal en un hospital privado, es posible que se abra una posibilidad de hasta 60 enfermedades posibles, no obstante, señaló que a nivel público solamente se abre la posibilidad ante cuatro padecimientos, además de que en este último caso no se entregan resultados por escrito, existen datos imprecisos y un evidente rezago en el diagnóstico.

No obstante, reveló que, en la actualidad, se analiza la posibilidad de ampliar la cantidad de pruebas dentro del tamizaje neonatal hasta 29, incluyendo la fibrosis quística, y anunció que en Nuevo León se aplica un programa piloto con esta ampliación en algunos hospitales públicos de la Secretaría de Salud.

En ese sentido, la doctora Adriana Bustamante, neumóloga infantil por la Sociedad Argentina de Pediatría, señaló que la fibrosis quística tiene una expectativa de vida de apenas 17 años, a causa de los subdiagnósticos y, por ende, la ausencia de un tratamiento oportuno.

Explicó que los pacientes con fibrosis quística, a la larga, presentarán problemas de salud como daño pulmonar, sinusitis insuficiencia de páncreas, problemas digestivos, diabetes, esterilidad masculina y tos crónica, entre otros; sin embargo, señaló que gracias a la aplicación del tamiz neonatal, en el caso de la fibrosis quística, no sólo se mejoran las condiciones de salud al tener un buen tratamiento sino se mejora la función pulmonar, mejora el peso y se reduce el riesgo de muerte.

Señaló que debe sospecharse de la presencia de fibrosis quística cuando un niño no sube de peso, presenta diarreas con frecuencia, o sudoración muy salada, además de compartir esta sintomatología con infecciones respiratorias que se confunden con asma, otra enfermedad respiratoria importante entre la niñez mexicana.

Respecto a esta enfermedad recurrente en México, la doctora Blanca del Río, jefa del departamento de Alergia de Alergia e Inmunología del Hospital Infantil “Federico Gómez”, señaló que se trata de un padecimiento que afecta no sólo la calidad de vida de los pacientes sino de sus familias, ya que aumenta el índice de ausentismo escolar y laboral, además de afectar las actividades físicas de la persona,. cuando no se tiene un buen control de los síntomas.

Por su parte, la doctora María de Jesús Vázquez, gerente médico del área respiratoria de Novartis-México, el diagnóstico de estas dos enfermedades que afectan la salud de la niñez en el país, puede realizarse de dos maneras.

En el caso de la fibrosis quística, como ya se explicó, por medio del tamiz neonatal, y respecto al asma, analizando la sintomatología (disnea, sibilancias, tos frecuente, dificultad para respirar).

Finalmente, la doctora Vela señaló que el tamiz neonatal es la única oportunidad que tendrá una persona, en toda su vida, para identificar las posibles enfermedades congénitas que podrá padecer en el futuro, e hizo un llamado para que en el país no sólo se aplique el estudio en prácticamente todos los hospitales y clínicas de salud, sino se amplíe el espectro, para reducir la incidencia de padecimientos que impactarán el desarrollo social de la nación.


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: