¿Cómo es ser madre primeriza a los 72 años?

Daljinder Kaur se convirtió en madre a los 72 años, pero la crianza no ha sido fácil

12/03/2017 1:06
AA

En 2016, Daljinder Kaur de 72 años, hizo realidad uno de sus mayores deseos: ser madre por primera vez, después de haber tenido varios intentos fallidos.

Kaur y su esposo Mohinder Singh Gill, de 80 años, se sometieron a un tratamiento de fertilización in vitro, lo que les permitió tener a su bebé Armaan quien a pesar de que no alcanzaba los dos kg al nacer, el próximo mes de abril cumplirá su primer año.3E12EDBD00000578-0-image-m-82_1488978922722

Así ha sido la crianza

Kaur y Gill están felices con su nueva faceta de padres; sin embargo, el proceso de crianza no es cómo lo esperaban.

“Mi presión arterial ha sufrido y me canso muy fácilmente ahora. He visto a varios médicos, pero sólo me dan medicinas y un plan de dieta. Estoy preocupada por Armaan. Tengo que cuidar mi salud, pero también tengo que preocuparme por Armaan”, dijo Kaur.

Asimismo, indicó que algo de lo más difícil es cuando se tiene que ponerse de rodillas y sobre sus manos cuando su bebé está gateando.

“Mi cuerpo no puede soportarlo. Ha sido más difícil de lo que pensaba”, declaró.

Armaan también ha sufrido los efectos de tener una madre de avanzada edad, pues aunque va a cumplir un año sigue teniendo un peso muy bajo: 6.8 kg.

“Está muy delgado y hasta los pañales de su edad no le caben. Podría ser delgado porque no logré alimentarlo bien. Dejé de amamantarlo a los tres meses ya que mi leche ni siquiera se desarrollaba bien. Hemos preguntado a los médicos si hay algún medicamento que podamos darle para aumentar su peso, pero ellos dijeron que le permitiera ganar peso naturalmente”, relató.3E12DD8100000578-0-image-m-89_1488978979633

No se arrepiente de su hijo

Si bien el proceso no ha sido sencillo para Kaur y su marido, además de que se agotan con facilidad, afirman que no se arrepienten de su decisión.

“No importa dónde esté, vendrá gateando hacia mí y eso me encanta. Es un niño amable y les sonríe a todos. Esto hace las cosas muy fáciles para mí, porque puedo estar a gusto cuando alguien está alrededor. Paso todo el día con él. Él ama mucho a su padre, siempre está en sus brazos si estoy ocupada cocinando o haciendo trabajos domésticos”, narró.

Para su primer año, la pareja no planea fiesta, sino que acudirán al Templo Dorado para pedir por la salud de toda la familia y la bendición de Dios.

“Él ha sido una bendición de Dios, así que seguiremos respetándolo y llevándolo al Templo Dorado para recibir bendiciones por su buena salud y para que tenga un futuro brillante. También necesitamos bendiciones… Necesitamos tantas bendiciones como sea posible, para nuestra buena salud”, finalizó.

(Con información de Upsocl)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: