¿Mal aliento? Conoce las causas y soluciones

Tener mal aliento puede provocar aislamiento social y malestar en general

17/07/2017 5:54
AA

Todos hemos sufrido al menos una vez en la vida de halitosis o mal aliento, ya sea por comer alimentos muy condimentados o por algún problema estomacal.

Padecer este problema temporalmente puede solucionarse con una buena higiene bucal pero cuando el problema es permanente, puede causar aislamiento social y malestar en general.

¿Por qué tengo mal aliento?

Según el Doctor Antonio Rey Gil, experto en odontología y especializado en el estudio de halitosis, hay mucha confusión sobre las causas que pueden producir mal aliento.

“Muchos piensan que su problema no es la boca sino el estómago. Pero resulta que la halitosis estomacal no es una causa. El esófago es el que comunica la cavidad bucal con el estómago y éste tiene una válvula que impide que salga ese gas estomacal hacia afuera. La causa gastrointestinal es rara”, afirma el odontólogo.

Así mismo, el experto asegura que hay quienes están obsesionados con el problema del mal aliento sin tenerlo realmente. “Se trataría de la halitosis emocional o imaginada”, advierte.

Otro tipo de halitosis frecuente es la matinal, que surge al levantarnos y que es causada por la disminución del flujo salival. El mal aliento que esto provoca es transitoria y generalmente desaparece al ingerir alimentos o al lavar los dientes.

El Doctor Rey asegura que las mujeres padecen con mayor frecuencia este problema, debido a algunos factores hormonales, especialmente cuando se tiene el periodo menstrual.

>> ¿Cómo saber si tus encías son sanas?

Sin embargo, Rey destaca dos principales formas de halitosis:

Halitosis intraoral

Es la más frecuente, tiene lugar en un 90% de las halitosis y está asociada a bacterias que se encuentran en la parte posterior de la lengua.

“Es producida por bacterias localizadas en la boca, que sobre todo está ubicadas en la parte de atrás de la lengua y en la saliva. Se llaman bacterias ‘anaerobias’ y no necesitan oxígeno para estar activas. El mal olor procede de la putrefacción que generan al degradar algunos componentes que tenemos en la alimentación”, asegura el odontólgo.

Para quitar el mal olor es suficiente con realizar la higiene bucal insistiendo en el dorso de la lengua, ya que es la zona donde se acumulan más bacterias.

El experto sugiere el uso de raspadores de lengua o  de enjuague bucal convencional.

Otra causa común de este tipo de mal aliento es la enfermedad periodontal, que es causada por la inflamación de las encías y la periodontitis.

“Las bacterias se acumulan ahí. Generan la inflamación dentro de la encía y producen sangrado como primer signo clínico, además del mal olor” indica el Dr. Rey.

Para solucionar este problema, es necesario hacer un tratamiento, profilaxis o limpieza dental y eliminar la placa o sarro que se haya formado. Si una vez que se trata esta enfermedad y el mal olor persiste, habrá que estudiar la procedencia de esos gases.

El mal olor también puede producirse dentro de la boca por caries o por muerte de nervios dentales, así como por úlceras o amigdalitis supurantes.

>> Conoce los alimentos que te ayudan a prevenir la gingivitis 

Halitosis extraoral

En este caso, según el odontólogo, las causas pueden surgir por la presencia de una enfermedad grave, como el cáncer, la sinusitis u otras causas que estén provocando gases que por vía sanguínea pasan al pulmón y a la nariz. “En la sangre se generan por una determinada enfermedad gastrointestinal o hepática”, agrega.

Consejos para evitar el mal aliento

El especialista indica cuatro sencillas formas en que puedes evitar este problema:

  1. Evita el consumo de ajo y cebolla. “Son fundamentalmente los alimentos los que producen el mal aliento, porque generan en su degradación este tipo de gases”, explica.
  1. Consulta a un dentista especializado en mal aliento. Es importante que un experto detecte si el problema proviene de la boca o de una enfermedad grave. En algunos casos, el mal aliento puede surgir por tomar medicamentos,
  2. Usa un raspador lingual o un cepillo para limpiar tu lengua y no olvides usar enjuague bucal después del cepillado dental.
  3. Consulta frecuentemente a tu dentista para evitar problemas como la gingivitis

Sabemos que puede avergonzarte, pero acudir con un experto a tratar el mal aliento y mantener buenos hábitos de higiene bucal, son la clave para deshacerte de este molesto problema.

(con información de Infosalus)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: