Mala calidad de aire afecta la salud

Según un informe de especialistas, el aire contaminado que se respira habitualmente puede reducir años de vida.

26/09/2012 4:15
AA

Las consecuencias de respirar un aire poco saludable, y contaminado, pueden ser desde enfermedades cardíacas hasta problemas respiratorios, de acuerdo con el último informe de la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA).

Según el reporte, en Europa, por ejemplo, la concentración de contaminantes supera los límites recomendados para no afectar la salud de las personas, y aseveran que la contaminación atmosférica llega a reducir la ida hasta en un par de años. 

Para Janez Potočnik, Comisario de Medio Ambiente, el informe obra como recordatorio de lo importante que es preservar la calidad del aire para la salud de nuestros conciudadanos.

Por su parte, Jacqueline McGlade, directora ejecutiva de la AEMA, fue enfática al señalar que “las políticas de la Unión Europea han reducido las emisiones de muchos contaminantes a lo largo de la última década, pero podemos seguir avanzando. En muchos países, las concentraciones de contaminantes atmosféricos todavía son superiores a los límites legales y recomendados establecidos para preservar la salud de los ciudadanos europeos”.

En el mismo informe de la AEMA se refiere que las partículas contaminantes están consideradas como causa de muerte prematura, siendo de los factores que presentan más riesgos para la salud.

Un aspecto importante que se toca en el reporte es el ozono, el cual se sabe que puede causar enfermedades respiratorias así como muerte prematura. Según el informe, la exposición es muy alta en las ciudades, ya que más del 90% de la población urbana de la Unión Europea ha sido expuesto a concentraciones de ozono superiores al nivel de referencia de la OMS en 2010.

Otros contaminantes son el dióxido de nitrógeno, así como el benzopireno, un carcinógeno que ha estado cerca del 29% de los europeos, con un rango superior a los valores recomendados; o bien el dióxido de azufre, cuyas emisiones se han reducido de forma considerable en los últimos años gracias a la legislación de la UE; y el monóxido de carbono, benceno y metales pesados como arsénico, cadmio, níquel, plomo, que en la actualidad son frecuentes en el ambiente europeo. (Con información de ABC)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: