Malformación de útero, puede ser causa de aborto

Genetista indicó que un problema frecuente de fertilidad es tener malformaciones en el útero, pero las mujeres desconocen el diagnóstico hasta intentar embarazarse.

20/09/2012 11:37
AA

Una de las causas más frecuentes de aborto, es tener malformaciones uterinas, así lo indico José Elías García Ortiz, genetista del IMSS en Jalisco, quien indicó que se considera incluso como un problema de fertilidad.

El médico adscrito al Centro de Investigación Biomédica de Occidente (CIBO) del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), afirmó que estas alteraciones del útero ocurren en una de cada dos mil mujeres.

Según el experto, esto ocurre en el momento en que la mujer aún es un embrión, y en el momento en el que se están formando sus genitales internos, ocurre una falla, aunque no hay una causa concreta, dijo.

García señaló que las mujeres desconocen este diagnóstico hasta que luego de varios intentos no logran llevar al término su embarazo.

“Generalmente después del segundo o tercer aborto”, es cuando la mujer acude al ginecobstetra y se inicia un estudio integral para llegar al diagnóstico, explicó el médico.

El genetista indicó que se requiere que la mujer sea estudiada por el endocrinólogo y por el genetista, porque aunque generalmente estas anomalías son aisladas, en algunos casos suelen acompañarse de afectaciones en otros órganos o sistemas del cuerpo, especialmente en los riñones.

El problema se manifiesta desde útero tabicado (caracterizado por la división de este órgano por una especie de tabique) y útero bicorne (en su parte inferior es normal, tanto el cuello como el cuerpo, y en su segmento superior es doble) hasta agenesia o ausencia del mismo, dijo.

La primera de ellas es la más frecuente y afortunadamente en el grueso de los casos, con una cirugía se logra corregirlo y en consecuencia, se posibilita el embarazo.

El experto indicó que en el IMSS Jalisco, se practican entre ocho y 10 cirugías anuales para reconstruir el útero malformado.

Detalló que en el caso del útero tabicado, las paredes internas de este órgano son muy fácilmente recuperables, de manera que tras la cirugía, “con tres menstruaciones se acabó el problema”, lo difícil viene cuando se trata de úteros bicornes o que el tabique es tan grande que impide su corrección.

Finalmente mencionó que tener antecedentes con estas malformaciones,  aumenta el riesgo de presentarla, pero ante cualquier síntoma, lo mejor es acudir con el especialista de inmediato, dijo. (El Universal)

 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: