Malos hábitos alimenticios, causa de males gástricos

Especialista aconseja hacer cinco alimentos al día y no saltarse el desayuno, que es la principal fuente de energía para las actividades diarias.

07/07/2010 9:44
AA

Un aspecto fundamental para desarrollar una enfermead gástrica es el desequilibrio en la ingesta de alimentos, señala a SUMEDICO el doctor Juan Francisco Rivera Ramos, integrante de la Asociación Mexicana de Gastroenterología.

“La gente generalmente hace una comida, o una y media, lo peor es que es común que no se haga el alimento de la mañana, el desayuno, cuando éste es prioritario para desarrollar las actividades, además, es el que contiene los ácidos matutinos”.
 

En contraparte, señaló el también miembro de la Asociación de Neuromotilidad Gastrointestinal Latinoamericana,  se cena en exceso cuando esta debería consistir en una alimentación ligera, pues en las noches el torrente sanguíneo corre más despacio, por lo que la digestión se hace lenta; además, es la etapa en que el cuerpo se puede descongestionar. 

Lo más positivo, aseveró,  es tener varios alimentos al día: “Se ha dejado de lado algo tan bueno como 5 comidas al día: desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena, se come más veces al día pero en menor cantidad”.

A estos desórdenes se agregan los malos horarios en la ingesta de comida, a causa del trabajo: “No hay respeto, cuando uno de los primeros artículos de la Constitución ordenan que cada quien tiene derecho de comer a sus horas (…) Pareciera poco importante, pero pues la mayoría de los artículos de la Constitución no se conocen, aunque en su mayoría hablan de los derechos de la población”.

Riesgos de la automedicación

Automedicarse, abundó el especialista, sólo acrecienta la enfermedad, porque ocultan los síntomas de alerta sobre la necesidad de acudir al médico.

“Los dolores son avisos de que algo malo pasa en el organismo, quitar el malestar es relativamente fácil, pero lo  importante es curar y esto no es posible porque llegan tarde al médico por autorecetarse”, puntualizó.

El gastroenterólogo alertó además sobre los medicamentos o los productos “milagro” que se anuncian en diversos medios de comunicación.

“Todos estos fármacos que afirman que en 14 días te alivian, son una falacia, pues las enfermedades ácido pépticas son crónicas, si no se complican tienen una evolución natural de siete años, es decir, comienza la enfermedad y forma la úlcera, la cual sangra y se cicatriza espontáneamente, así debería de ser, pero desafortunadamente generalmente se complican porque se deja avanzar tanto la enfermedad que el sangrado llega a ser  muy grave y los dolores intensos.

No todo lo natural es bueno

El médico hizo hincapié en que automedicarse es tan dañino con la medicina alópata, como con los remedios naturales como los “tecitos”.

También comentó: “No todo lo natural es 100 por ciento bueno, las mordidas de cocodrilo son naturales y matan, el veneno de cobra es natural y mata, no todo lo naturales es tan bueno. Y es que las plantas medicinales a fin de cuentas contienen químicos”. 

El especialista precisó que la medicina alópata recoge esas plantas y dosis exactas de los químicos que contienen,  la medicina tradicional usa los mismos químicos, compuestos de las plantas, pero varían en dosis, “esto depende de si la planta estuvo bien regada, si tuvo un buen crecimiento”, etcétera. Si una planta llega a concentrar más sustancias, a la hora de ingerirse en té o como agua de uso, puede causar un grave daño al estómago y al organismo en general. 

Pero hay otros riesgos, abundó,  como la ingesta de bicarbonato en polvo, el cual ciertamente elimina el reflujo, pero puede enmascarar síntomas de cáncer.

El doctor Rivera Ramos anotó que en caso de una enfermedad aguda, se requiere de un tratamiento de por lo menos 16 semanas; la Asociación Mexicana de Gastroenterología realizó en 2007 las guías médicas propiamente para mexicanos.

“Hemos contribuido  en la medicina interna, porque es una guía para mexicanos, pues no todo lo que se investiga afuera es aplicable al 100 por ciento a la población mexicana dado que tenemos nuestro propio comportamiento e idiosincrasia farmacológica”.

En este contexto, una de las aplicaciones médicas inmediatas es inhibir la acidez a partir de vaciar el estómago, con lo cual se reduce la acidez, para posteriormente re-educar al estómago.

“Podemos hacer medidas higiénico dietéticas, evitándose los excesos de grasas y condimentos, reeducar el tubo digestivo con apoyo en los  lácteos, pues a fin de cuentas  somos mamíferos y debemos comenzar de cero para; a esto se suman ejercicios simples,  pues tan solo caminar la vuelta a la manzana te puede  ayudar”.


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: