Malos hábitos provocan enfermedades

Es necesario seguir ciertas recomendaciones en casa para evitar que los malos hábitos puedan generar enfermedades.

01/02/2012 2:05
AA
Cuando hay malos hábitos en el hogar, sobre todo en la limpieza, es muy probable que se generen algunas enfermedades, así que es importante no romper con los cánones de higiene.
 
Malos hábitos en la cocina
 
Uno de los principales es utilizar una esponja que huela mal y que tenga mucho tiempo de uso, ya que puede transmitir bacterias y moho en la cocina y los trastes, así que lo recomendable es reemplazar las esponjas aproximadamente cada dos semanas y darles mantenimiento como lavarlas con agua caliente y escurrirla bien.
 
Cuando la esponja tenga contacto con carne cruda, es posible desinfectarla metiéndola húmeda (esto es muy importante ya que puede incendiarse si está seca) al horno de microondas durante un minuto. También es importante guardarlas en contenedores con hoyuelos para que puedan escurrir el agua sobrante.
 
Otra mala costumbre es lavar los utensilios en donde se pica comida y verduras en las máquinas automáticas, ya que la humedad y el calor intenso pueden provocar grietas en donde puede alojarse jabón que luego irá a dar al pato de comida. Lo recomendable es lavarlos con agua y jabón dejarlos secar al aire. 
 
Para manchas difíciles de jitomate y olores como el ajo, es recomendable frotar en la zona con un limón y espolvorear sal kosher, dejándolo reposar 20 minutos. También puedes reparar tus utensilios de madera lijándolos un poco cuando se sientan ásperos.
 
Malos hábitos en la sala
 
No limpiar los controles remotos, ya que estos albergan muchos virus y bacterias.
 
Limpiarlos es sencillo, utilizando una toalla desinfectante bien exprimida, y posteriormente limpiando alrededor de los botones con una brocha aplicadora de maquillaje.
 
Es importante tener los controles en un sitio en donde se expongan lo menos posible al polvo y al medio ambiente.
 
Malos hábitos en el baño
 
Uno de los principales es guardar el cepillo con el que se limpia el inodoro en su propio contenedor cuando aún está húmedo, ya que ahí pueden incubarse bacterias que provoquen alergias, virus e infecciones
 
Si no cuentas con un cepillo de cabeza intercambiable, entonces procura limpiarlo con agua y después escúrrelo, o bien colócalo entre la taza de baño y la tapa para que se sostenga y pueda terminar de escurrirse.
 
Otro mal hábito en el baño es apilar en un mismo gancho varias toallas húmedas, porque puede crearse moho entre ellas.
 
Pero para poder batallar contra el moho, puedes lavar las toallas en la lavadora, a buena temperatura, para matar las bacterias.
 
(Con información de: AOL)

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: