Manos sudorosas, ¿patología o reacción corporal?

Experta dijo a SUMEDICO que cuando una persona experimenta hiperhidrosis palmar, puede ser a causa de su personalidad o síntoma de alguna enfermedad.

22/01/2013 6:41
AA

 Se conoce como hiperhidrosis palmar, y sucede cuando las personas tienen sudor excesivo en las manos.  De acuerdo con la experta en salud mental Ireri Carranza, esto puedo suceder cuando la persona se somete a altos niveles de estrés o está ante una situación que le causa gran temor o nerviosismo.

Cuando esto ocurre se puede considerar normal, dijo la especialista, aunque también les causa mucha vergüenza si tienen que saludar a alguien o es muy evidente que les están sudando las manos.

“Si alguien nos saluda con la mano mojada podemos sentir algo de repulsión, y la persona que padece el problema lo nota aunque no le digamos, y eso ocasiona que tenga más pena y puede incluso influir en su autoestima por el rechazo social”.

Carranza mencionó que la hiperhidrosis puede ser primaria o secundaria, y mientras en el primer caso quienes la padecen son individuos con personalidades o temperamentos con tendencia al nerviosismo o que activan muy fácilmente el neurotransmisor que desata la ansiedad, la secundaria ocurre a causa de patologías mentales o físicas.

Entre las enfermedades que tienen hiperhidrosis palmar como síntoma están

En el caso de la diabetes, no es que la enfermedad lo provoque, sino que los medicamentos como la insulina, aumentan la actividad de las glándulas sudoríparas, y afirmó que no todos los pacientes lo presentan, solo algunos, “y son generalmente quienes tienen la personalidad con tendencia nerviosa o ansiosa ante estímulos externos de estrés o temor”.

Otras causas que aumentan la sudoración y para las que no se requiere tratamiento, son cuando hace mucho calor o cuando las personas consumen un alimento muy picante o condimentado que activan reacciones corporales.

Para tratar la hiperhidrosis, Ireri Carranza indicó que puede controlarse desde el hogar, evitando exponerse a situaciones que alteren el sistema nervioso y circulatorio como las bebidas alcohólicas, el tabaco, comidas muy picantes o con demasiadas grasas, tratar de no someterse a grandes niveles de estés, y procurar hacer más ejercicio para aumentar el estado de relajación al liberar tensión.

Pero en los casos más severos, los pacientes necesitan acudir a terapia psicológica para tratar de seguir una terapia conductual, y cuando el problema se compruebe que es médico, acudir con el psiquiatra o neurólogo, apoyado de la terapia, servirá.

Finalmente dijo que cuando una persona, no puede controlar su ansiedad por si sola o no sabe la causa de la sudoración, lo mejor es que acuda con un especialista en salud mental, desde un psicólogo, psicoanalista o psiquiatra, para que le dé seguimiento o lo transfiera con el médico especialista para tratar su caso particular.

 

(*) Ireri Carranza
Psicóloga Clínica y psicoanalista familiar
ireric@hotmail.com


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: