Mantén a salvo a tus hijos de los peligros del hogar

Los accidentes son la principal causa de muerte infantil; representan 40 por ciento del total de muertes en niños de uno a 14 años de edad.

30/06/2015 3:27
AA

En marzo, abril, julio y diciembre las salas de urgencias de los hospitales se llenan de  niños, principalmente menores de 15 años, que sufrieron un accidente. Según cifras de la Secretaría de Salud, el principal motivo de urgencia son las caídas de azoteas, escaleras y balcones; seguidas de las quemaduras y los ahogamientos.

Las muertes por accidente en el hogar representan 10 por ciento de todas las que ocurren por accidentes; la mitad de ellas corresponden a menores de 15 años y 13 por ciento a mayores de 50 años.

En los países de América Latina y el Caribe se calculan alrededor de 50 mil defunciones anuales de infantes  por accidentes y violencia,  ya sea por causa intencional o no intencional.  Los accidentes no se producen por casualidad, son la consecuencia predecible de una combinación de factores humanos y ambientales. Lo importante es conocer las causas que los provocan para poder prevenirlos y, así, dejar el mínimo margen a la casualidad.
 
El Centro Nacional para la Prevención de Accidentes revela que para que ocurra intervienen tres elementos, la  persona que sufre el accidente y que está condicionada por sus características personales: edad, sexo, enfermedades, discapacidades, carácter, estado de ánimo. El agente, es decir, el objeto, elemento o mecanismo que desencadena el accidente y que puede ser peligroso por sí mismo, como un enchufe, cable, pesticida y el entorno, que es la situación o circunstancia en que se produce el accidente; puede ser de naturaleza física, social, económica, cultural o psicológica.
 
Después de los accidentes de tráfico, los de casa son la segunda causa de mortalidad principalmente en los menores de edad y en los adultos mayores.
 
La Organización Mundial de la Salud (OMS) define accidente como un acontecimiento fortuito, generalmente dañino e independiente de la voluntad humana, provocado por una fuerza exterior que actúa rápidamente y que se manifiesta con la aparición de lesiones orgánicas o trastornos mentales.
 
Es aquella circunstancia fortuita, no prevista ni por el sujeto afectado ni por aquellas personas que están a su cargo, que aparece en forma súbita y que origina lesiones, ya sean leves o de tal gravedad que pueden ocasionar la muerte.
 
Los accidentes en el hogar se definen como aquellos acontecimientos inesperados que ocurren tanto en la vivienda propiamente dicha como en el patio, el jardín, el garaje, el acceso a pisos o las escaleras.
 
La introducción en las casas de aparatos mecánicos y eléctricos, la gran cantidad de medicamentos que se almacenan, los productos de limpieza, los plaguicidas y, en general, todo aquello que proporciona bienestar y progreso, pueden convertir al hogar en una trampa en ocasiones, mortal.
 
Por ser los niños quienes tienen más riesgo es necesario que los adultos comprendan e identifiquen las situaciones peligrosas y los  enseñen a  evitar un accidente.
 
Las quemaduras ocupan el primer lugar de accidentes en el hogar seguidos de los ahogamientos y envenenamientos, pero todos son evitables en más de 90 por ciento de los casos.
 
 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: