Mantén la energía al despertar

¡Estírate! Libera toda esa energía que no te permite ponerte de pie. ¡Manos arriba, afuera pereza!

17/11/2016 7:45
AA

La pereza se apodera de nosotros cuando suena el despertador, es normal. Pero ¡no cedas a la tentación!

Puede que madrugar por obligación sea una de las tareas más arduas para el ser humano. Seis millones de años de evolución y seguimos rogando por esos cinco minutos más que, seamos sinceros, no nos van a solucionar nada. Y lo sabemos.

A continuación te mostramos 7 errores que cometemos a la hora de levantarnos:

  1. No postergues la alarma

Seguramente no es la primera vez que te aconsejan esto. Lo cierto es que cada vez que postergas la alarma y te quedas dormido, entras en un estado de sueño que puede ser profundo y al despertarte de nuevo te sientes cansado y perezoso.

  1. No te quedes acurrucado en la cama

¡Estírate! Libera toda esa energía que no te permite ponerte de pie. ¡Manos arriba, afuera pereza! Entre más levantes tus brazos, más seguro y feliz estarás durante el día. En cambio aquellos que se levantan enrollados en sí mismos, tienden a estar estresados y adormilados.

  1. Evita revisar tu correo al despertarte

Estas son excusas para no salir de la cama, además pone en evidencia tu dependencia al móvil. Hay muy pocas cosas que no pueden esperar a que llegues a la oficina para revisarlas.

  1. Haz tu cama al salir

Por imposible que parezca, dejar tu cama hecha se asocia con incrementar tu productividad el resto del día. Además, este importante hábito es un primer paso para adoptar otras costumbres beneficiosas.

  1. Evita beber café

Si eres de los que bebe sagradamente una taza de café en la mañana para despertarte, estás equivocado. Entre las 8 y 9 de la mañana, nuestro cuerpo produce grandes cantidades de una hormona llamada cortisol que regula la energía. Si tomas café antes de las 9:30 tu cuerpo reducirá la producción de la hormona y por tanto tendrás menos energía.

  1. No te levantes en la oscuridad

Nuestro cuerpo está diseñado para responder a la luz del día y si te levantas con poca luz, tu cerebro podría confundirse y hacerte sentir adormilado. Si aún está oscuro, enciende una luz fuerte que no te deje más opción que levantarte.

  1. No des tantas vueltas

Según científicos, tu fuerza de voluntad es limitada y si la gastas en hacer pequeñas cosas para alargar tu mañana, tendrás menos energía a lo largo del día. Enfócate en alistarte y crea una rutina que te permita moverte “en modo automático” en las mañanas y guarda tus esfuerzos para el resto de la jornada.

(Con información de Genial).


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: