¿Por qué creemos en el martes 13?

¡Es más fácil imaginar que ignorar!

13/03/2018 12:00
AA
martes 13

Thomas Gilovich, del departamento de psicología de la Universidad de Cornell, dice que nuestro cerebro asocia inmediatamente a la mala suerte con martes 13.

Martes 13, es hora de entrar ¡en pánico! No, la realidad es que no. Según las versiones, la superstición nace en la antigüedad donde el número era considerado de mala suerte y Marte estaba relacionado con la sangre y la violencia porque es el dios romano de la guerra.

También se ha llegado a creer en esta superstición por el martes 13 en el que se produjo la confusión de lenguas en la Torre de Babel, el capítulo del 13 del Apocalipsis donde habla del anticristo, en las leyendas nórdicas hablan e 13 espíritus malignos. Y en el tarot, el 13 hace referencia a la muerte.

Te puede interesar: Quejarse demasiado modifica el cerebro

Y sí, nuestro pánico es tal, que asumimos que tendremos un mal día, al grado de evitar el número 13 a toda costa.

¿Por qué creemos en el martes 13?

Sin embargo la principal razón por la que consideramos a este día peligroso, se debe a la mente, pues como explica Thomas Gilovich, del departamento de psicología de la Universidad de Cornell, nuestro cerebro realiza asociaciones de los mitos con el día en particular, por lo que si algo te llega a pasar, aunque sea mínimo, inmediatamente lo asociamos a la mala suerte del martes 13.

Por otra parte el libro “Pensando rápido y lento” del psicólogo Daniel Kahneman, el cual establece que tenemos dos sistemas para pensar y la manera en la que interactúan explica cómo se originan los pensamientos supersticiosos.

El primer sistema representa nuestras reacciones inmediatas al mundo y va formando los estereotipos y normas sociales.

En cuanto a supersticiones este sistema señala dos opciones “causa y efecto”, la cual da sentido a lo que nos pasa, por ejemplo, recordar algo que “confirman” las intuiciones o supersticiones, ya sea con algo que nos pasó, o fuimos testigos de ello.

Para el segundo sistema, señala el psicólogo, que va con la razón y se basa en los hechos objetivos. En este punto nos volvemos contradictorios y descartamos lo que hemos preconcebido en el primer sistema. El conflicto es que descartamos al segundo sistema y cedemos ante lo demás.

Es más fácil imaginar que ignorar

Según Jane Risen, psicólogo de la Universidad de Chicago que estudia las supersticiones y “el pensamiento mágico”, cree que es más fácil imaginar que algo malo pasará y es por esto que es difícil ignorar la superstición y decidimos no probar, por temor a que pase lo peor.

No te culpes por seguir creyendo en estas supersticiones, somos seres humanos, y siempre estamos buscando explicaciones para todo, en una relación de causa y efecto, cuando la respuesta escapa de nuestra comprensión es cuando recurrimos a las tradiciones o costumbres, nos explica en una publicación debate.

Ahora ya sabes porque nos afecta tanto este día, sin embargo despreocúpate. Quizá mañana sea un día más difícil pero no tiene nada que ver con la suerte, simplemente es parte de nuestras decisiones.


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: