Masaje bueno contra lumbalgia

De acuerdo con un estudio estadounidense el masaje sueco y el estructural logran quitar la lumbagia con más efectividad que los fármacos.

05/07/2011 4:30
AA

 Cuando nos sentimos cansados o tensos usualmente decimos “necesito un masaje”, pues se ha demostrado a lo largo de la historia que la fricción, caricias y pellizcos tienen efectos terapéuticos, incluso emocionales al ayudar a eliminar ansiedad y depresión.

 Daniel Cherkin, del Instituto de Investigación Grupo Salud de EEUU y autor principal del ensayo publicado en Annals of Internal Medicine reconoce que cuando se trata de lumbagia, el masaje sigue siendo útil incluso seis meses después de haberlo recibido.

El y su equipo discutían que nunca se habían estudiado los beneficios que los distintos tipos de masajes tenían en el cuerpo, a pesar de que más del 33% de los 100 millones consultas anuales de  los fisioterapeutas estadounidenses son para tratar problemas de cuello y espalda.

Por ello es que este grupo de investigación decidió analizar en 401 personas de 20 a 65 años los efectos que los masajes tenían en su cuerpo después de haber presentado dolor crónico de espalda.

Para esto se dividió a los pacientes para que tomaran el masaje sueco y el estructural o tomaran los fármacos, es decir que llevaran un tratamiento tradicional y después de 10 semanas de seguimiento, quienes recibieron los masajes se recuperaron mucho más rápido, había logrado seguir su vida sin incapacidad, que antes  de los masajes si paralizaban sus actividades, mientras que sólo una persona tratada con fármacos logro los objetivos.

El masaje sueco pretende inducir un estado general de relajación que incluye movimientos a lo largo y en dirección al corazón y sirven para aliviar tensiones y calentar la musculatura, es el primero que se realiza ya que permite que la persona se familiarice con el masaje.

Su procedimiento es la presión de puntos o fricción profunda, entre otros movimientos, mientras que el estructural es una técnica de integración postural, desarrollado a principios del siglo pasado por Ida Rolf, que mezcla técnicas de masaje profundo y manipulativo. (Con información de El Mundo)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: