Medicamentos de baja calidad contra la malaria

Los medicamentos que antes resultaban benéficos para el tratamiento de la malaria, ahora son de dudosa procedencia y causa de resistencia a ellos.

22/05/2012 9:30
AA

De acuerdo con estudios realizados por los Institutos Nacionales de Salud de EEUU (NIH) algunos de los fármacos que se utilizan en el tratamiento de la malaria, resultaron ser de muy baja calidad y algunos de ellos, falsos, por lo que la preocupación ante esta amenaza crece, pues las poblaciones más vulnerables se ven más afectadas.

Las investigaciones revelan que el 36% de los fármacos analizados en el Sudeste asiático, el 20% de los estudiados en África subsahariana eran falsos y un porcentaje elevado no superó los controles de calidad, una situación que podría poner en peligro los avances contra la malaria, según los expertos.
 
Además, de las 1.437 muestras asiáticas, un tercio no superó los análisis químicos, casi la mitad no estaba correctamente empaquetado y el 36% era falso. La situación en África es similar. De los 2.634 fármacos incluidos en el estudio, más de un tercio no tenía la calidad adecuada y el 20% correspondía con falsificaciones.

A pesar de esto, los esfuerzos contra esta enfermedad han dado frutos y la taza de mortalidad ha disminuido, el problema real se encuentra en que debido a los medicamentos de mala calidad, personas en Tailandia y Camboya que sufren este mal, han desarrollado cepas resistentes a derivados de la artemisinina por lo que es imprescindible mejorar el control del arsenal terapéutico actual, según publicó en su artículo la revista ‘The Lancet Infectius Diseases’.

Según investigaciones, los medicamentos son producidos y provenientes de la India y China, desafortunadamente es difícil detectar debido a la falta de medios en muchos países, o cual es aprovechado por estos comerciantes para vender los medicamentos más baratos y con poca o nula efectividad por lo que la mala información juega un papel muy importante en la solución al problema.
 
“Es complicado poder hallar a los responsables pues la calidad de los fármacos depende del solapamiento de los efectos de estándares de fabricación malos, de la falsificación criminal, la adulteración con sustancias inactivas o tóxicas, el etiquetado nuevo de medicamentos caducados y la degradación durante el almacenamiento”, señala la revista que acompaña dichas investigaciones, por lo que es urgente combatirlas todas para preservar los avances contra la malaria. (Con información de ELMUNDO.es) 
 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: