Medicina tradicional y alópata son integrales

Tratamientos alópatas y tradicionales pueden combinarse para mejorar la calidad de vida del paciente, dijo especialista.

11/06/2012 8:30
AA
El término “alternativa”, para referirse a la medicina tradicional que se practica en algunas comunidades como parte de sus costumbres, ha sido modificado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), y se “estableció que el vocablo adecuado para definir esta clase de medicina es ‘complementaria’, porque es posible combinarla con la medicina alópata”, dijo en SUMEDICO Radio la bióloga Eva Obregón Domínguez (*), aromaterapeuta del Instituto Mexicano de Aromaterapia (IMA).
 
De acuerdo con la especialista, la medicina tradicional, o complementaria, es la que pertenece a la vida cotidiana, la que se encuentra en la cultura de las personas, y pasa de generación en generación por medio de la tradición oral, y puede servir para fundirse con algunos tratamientos alópatas para mejorar la calidad de vida del individuo.  

 
Dentro de la medicina complementaria existen dos tipos de clasificación, “las energéticas, como el Reiki, imposición de mano, flores de Bach, terapias en donde no hay una molécula responsable de la acción; y también están las no energéticas, como acupuntura y aromaterapia; aunque también hay híbridas, en donde cuentas con la parte energética y la parte física, como el masaje con la homeopatía, que en determinado momento se reconocen y porque hay una molécula responsable”, señaló la especialista. 
 
Uno de los temas alrededor de la medicina tradicional, o complementaria, es el riesgo que alberga para quienes no confían en la ausencia de un reconocimiento académico, no obstante, de acuerdo con la especialista, existen muchos curanderos que lo hacen de forma seria y segura.
 
“Una forma de acercarse es ver si esa persona tiene reconocimiento en su comunidad; la otra es platicar con ella y en base a eso ir mirando la experiencia y la capacitación que esa persona tiene; lamentablemente hay quienes han visto esto como un negocio y existen muchos charlatanes sin experiencia”, señaló. 
 
No obstante, indicó también que no sólo en comunidades alejadas en donde no hay médicos o enfermeras existen personas que practican la medicina tradicional, ya que en las grandes ciudades, dentro de barrios y colonias, hay personas que la realizan con muy buenos resultados. 
 
Sobre el cuestionamiento de la efectividad de la medicina complementaria para curar o solamente controlar ciertas enfermedades, la especialista fue enfática al decir que, en ese sentido, todo tiene que ver con el estado de salud de cada persona. 
 
“La medicina complementaria en México puede aliviar muchas enfermedades suaves como gripe, diarrea, dolor estomacal, trastornos menstruales, dolores de cabeza como migraña, infecciones, pero hay otras enfermedades duras como diabetes, hipertensión o renales que sí necesitan supervisión alópata”, dijo Obregón Domínguez.
 
Señaló también que es posible que exista interacción entre un médico alópata y un especialista en medicina tradicional, siempre y cuando el alópata esté abierto, o cuando el paciente quiere una segunda opinión. 
 
Para tratar enfermedades como el cáncer, cuyo diagnóstico y tratamientos provocan mucha descompensación en los sistemas corporales, “la medicina tradicional complementa el tratamiento alópata, trabajando sobre el estado de ánimo de la persona, relajándola con aromaterapia, por ejemplo”, explicó, ahondando en que esto le permite al paciente tener mejor calidad de vida durante un tratamiento invasivo como la quimioterapia. 
 
Finalmente, la especialista marcó la diferencia entre la medicina complementaria y los productos milagro, ya que en muchas ocasiones pueden confundirse. 
 
“Los productos milagro y pastillas mágicas no son medicina complementaria, eso es comercio que no tiene que ver con terapeutas ni estudios que los respalden, no tiene que ver con la terapia. Habrá buenos resultados siempre y cuando personalicemos la terapia, que se acuda con una persona adecuada para poder dar un tratamiento personalizad e integral”, concluyó. 
 
(*)Eva Obregón Domínguez Bióloga y aromaterapeuta del Instituto Mexicano de Aromaterapia (IMA) / Máster en Estudios Biológicos y Naturistas en la Universidad de León, España
evaodom@hotmail.com
 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: