Mejor leche que agua, para quienes hacen ejercicio

Los niños empiezan a deshidratarse durante el ejercicio, y es importante que tengan suficientes fluidos durante toda su jornada.

22/08/2011 8:56
AA

Hace unos días SUMEDICO lanzaba la pregunta. ¿Sabías que la lactosa es el azúcar de la leche y que el no producir las enzimas necesarias para descomponerla en galactosa y glucosa para poder digerirla bien es lo que te hace sufrir de intolerancia?

Y es que de acuerdo con la nutrióloga Alejandra Velázquez, la intolerancia a la lactosa se presenta ya en la mayoría de las personas, pues de acuerdo con estudios recientes cada vez son menos las que aún toleran este azúcar lácteo.

Pero ahora, un nuevo estudio asegura que los niños que practican deporte deberían rehidratarse con leche, ya que es una  mejor manera de combatir la deshidratación que las bebidas isotónicas o el agua, según investigadores de la Universidad McMaster, en Ontario, Canada.

Como explica el director de Child Health and Exercise Medicine Program y principal investigador del estudio, Brian Timmons, “es especialmente importante hidratarse durante los calurosos meses de verano”.
 
 “Los niños empiezan a deshidratarse durante el ejercicio, y es importante que tengan suficientes fluidos, especialmente antes de empezar el segundo tiempo del partido. La leche es mejor que otras bebidas isotónicas y que el agua, porque es una fuente de proteínas, carbohidratos, calcio y electrólitos”, añade Timmons.
 
El investigador añade que la leche remplaza el sodio perdido por el sudor y ayuda al cuerpo a conservar los fluidos en el cuerpo. Del mismo modo, la leche aporta las proteínas necesarias para el desarrollo de los músculos que no encuentran en otras bebidas.
 
El estudio ha sido realizado a niños de entre ocho y diez años que realizan ejercicio en un espacio cerrado y que la ingesta de bebida es la primera medida de hidratación
 
Timmons, y el profesor asociado en Pediatría en  Michael G. DeGroote School of Medicine ha comentado que “los niños activos y los adultos normalmente no beben suficiente agua para estar preparados durante el ejercicio, entonces ellos tiene una ‘hidratación en desventaja’, cuando empiezan el segundo periodo de ejercicio”.
 
El experto concluye que “el uno por ciento de la deshidratación puede producir un descenso de hasta 15 por ciento del rendimiento con un incremento de la velocidad del corazón, y la habilidad para continuar. Una deshidratación mayor puede venir acompañada de un incremento del riesgo de enfermedades cardiacas y de ictus”. (Con información de europapress)

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: