Mejora tu vida manteniendo tu casa ordenada

Tener la casa desordenada afecta tu salud tanto física como mentalmente, llegando a causar trastornos del sueño, ansiedad, aumentar tu estrés y disminuir tu concentración

03/02/2017 9:00
AA

¿Por qué limpiar la casa mejora tu vida radicalmente?

Seguramente te ha pasado ese momento desesperante de estar buscando algo urgentemente y no encontrarlo, o bien llegar a casa después de un día pesado y darte cuenta que el entorno no te relaja, sino al contrario, empiezas a sentir más estrés del que tenías antes de llegar.

Realmente esta situación es bastante común y afortunadamente, tiene una solución: organizar. Se oye fácil pero sabemos que no siempre lo es, por lo que queremos darte las razones más importantes para mantener tu casa ordenada y que están ligadas con tu salud y la de quienes conviven contigo bajo el mismo techo:

  • Disminuye el estrés y aumenta la concentración

Tener la casa desordenada afecta tu salud tanto física como mentalmente, llegando a causar trastornos del sueño, ansiedad, aumentar tu estrés y disminuir tu concentración. ¿Y cómo mejorarlo? Ordenando tus espacios.

  • Tu sistema digestivo mejorará

Al eliminar la molestia del caos y llegar a una casa ordenada, ayudas a tu sistema digestivo, eliminando síntomas como el reflujo, la mala digestión, hinchazón abdominal y la inflamación.

  • Tendrás más energía y estarás menos cansada

El estar en un espacio caótico provoca estrés, mismo que es desgastante y absorbe tu energía. También dificulta la concentración y el procesamiento de información en nuestro cerebro.

  • Mejorará tus relaciones interpersonales

Un ambiente desordenado provoca más enfados y su consabido desgaste mental. Esto traerá frustración a las relaciones, ya sea con tu pareja, hijos, compañeros de casa y con quien convivas. También el hecho de mantener la casa ordenada y limpia ayudará a fortalecer amistades, dado que sentirás más confianza de invitar amigos y tener reuniones en tu casa ordenada.

  • Ahorrarás tiempo

En nuestros días esto es sumamente importante. Según estudios, una persona desordenada puede llegar a pasar ¡hasta un año de su vida buscando cosas que no sabe dónde están! Entonces, ya sabes, un lugar para cada cosa y cada cosa en su lugar.

  • El orden conduce a la limpieza

Muy probablemente, si no está tu casa ordenada tampoco está limpia, ya que es más fácil que se acumulen el polvo y la suciedad, ¡y hasta hongos! Todo esto puede provocar alergias y otras enfermedades respiratorias a los ocupantes de la casa. Todo esto se soluciona con dos factores: orden + limpieza.

Ahora, ¡Integra pequeños hábitos poco a poco!

Dirás: “es que no tengo tiempo”, “no sé cómo”, “es demasiado abrumador”, “es que tengo niños pequeños”, “nadie me ayuda en la casa” y decena de argumentos más. Sabemos que no es fácil, pero integrando pequeños hábitos a la rutina diaria lograrán entre todos los miembros mantener la casa ordenada y limpia. ¡Chécalos!

Habito 1. Al levantarte por la mañana tiende la cama, empezarás el día con un pequeño triunfo y te encantará llegar y ver la cama ordenada.

Hábito 2. Después de ubicar el baño y antes de salir de él, limpia un poco el entorno, no necesitas hacer una limpieza profunda, sólo 5 minutos diarios, mantendrá su buen aspecto.

Hábito 3. Si algo se rompe o se derrama, acostúmbrate a limpiarlo de inmediato, no lo dejes para después o podría empeorar, igual sucede con algunas cosas rotas de la casa, si no las arreglas o pegas en una semana, lo más probable es que no lo hagas, así que deséchalo.

Hábito 4. Siempre recoge los platos después de comer, y si puedes lávalos de inmediato. 5-10 minutos bastarán para esta tarea.

Hábito 5. Revisa el refrigerador y alacena, si hay algo  caducado, deséchalo, lo mismo pasa si encuentras algo que sabes que no vas a consumir, no esperes a que se eche a perder para hacerlo. Lo mismo aplica para tu botiquín de medicamentos.

Hábito 6. Si no estás 100% seguro que usarás algo, no lo compres. Si decides comprarlo, establécete como regla el llegar de casa y eliminar dos objetos por cada uno que compres.

Hábito 7. Deshazte de algunos elementos decorativos que realmente no necesitas y sólo acumulan polvo.

Así que ya sabes, tómate el tiempo para organizar y de paso limpiar. Tu familia, tu casa ordenada y tu salud te lo agradecerán. ¡Cuéntanos cómo te fue!

(Con información de La Vida Lúcida)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: