Menos ejercicio no es igual a más peso

Científicos ponen en duda la creencia de que la falta de actividad física provoque que los niños aumenten de peso.

09/07/2010 5:23
AA

Investigadores ponen  en duda la creencia de que la falta de ejercicio provoca que los niños aumenten de peso, revelando que el efecto es el contrario: la obesidad y el exceso de peso los hace inactivos.

El estudio, llevado a cabo durante 11 años con más de 200 niños en Inglaterra, concluye que los programas para combatir la obesidad deberían enfocarse más en lo que los niños comen que en cuánto ejercicio hacen.

Estos resultados son parte de una investigación más amplia sobre diabetes infantil que está siendo llevada a cabo por científicos de la Escuela Médica Península.

El estudio afirma que no está disputando que exista una asociación entre actividad física y grasa corporal y tampoco está sugiriendo que el ejercicio no sea bueno para los niños. Lo que cuestiona es el valor de la actividad física como forma de atacar la obesidad.

A mayor grasa, menor actividad

Como parte del estudio a largo plazo, se monitorearon la grasa corporal de los niños participantes y la cantidad de ejercicio que realizan en intervalos regulares durante tres años.
No se encontraron indicios de que hacer más actividad física tenga algún efecto en el peso, pero sí descubrieron que los niños que suben de peso hacían relativamente menos ejercicio.

Los resultados indican que en un niño de siete años, un 10% de grasa corporal adicional provoca cuatro minutos menos de ejercicio moderado o vigoroso cada día.

Aunque esta cifra no suene mucho, con el tiempo se vuelve significativa, de acuerdo con el profesor Terry Wilkin, quien dirigió el estudio.

El estudio sugiere que los niños con sobrepeso quizás perciben su imagen corporal negativamente  y como resultado prefieren no involucrarse en actividades deportivas y evitan el ejercicio.

También argumenta que los niños que suben mucho peso podrían sufrir más rápido incomodidad y dolor durante el ejercicio.

Las implicaciones de estos resultados son importantes porque indican que la nutrición, más que las dosis crecientes de actividad física, es la clave para combatir la obesidad infantil, afirma el especialista.

Sin embargo, otros expertos creen que el ejercicio sí tiene un papel para ayudar a los niños a perder de peso.

Por ejemplo, el doctor David Haslam, del Foro Nacional de Obesidad del Reino Unido, afirma que no deben pasarse por alto los beneficios del ejercicio para la salud de los niños, ya que el hecho de que la prevalencia de la obesidad se haya triplicado en los últimos 15 años hace que ésta sea considerada ya como la epidemia del siglo XXI.

Con información de BBC Mundo.


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: