Menos sal, bajo riesgo de sufrir hipertensión

Investigaciones revelan que ingerir menos sal en la adolescencia disminuye riesgos de enfermedades coronarias en la edad adulta.

16/11/2010 9:19
AA

 Uno de los objetivos prioritarios de la Secretaría de Salud es disminuir el consumo de sal, al ser esta una de las principales causantes de hipertensión, por lo que se promueve en restaurantes y fondas no colocar saleros en las mesas y sólo proporcionarlos a los clientes si estos lo solicitan.

Y es que reducir el consumo de sal es benéfico sobre todo para los jóvenes; un equipo de investigadores de la Universidad de San Francisco (Estados Unidos) ha demostrado que reducir tres gramos la ingesta diaria de sal durante la adolescencia reduce entre un 30 a un 43 por ciento el riesgo de desarrollar hipertensión arterial en la edad adulta.
 
La investigación presentada en la reunión anual de la Asociación Americana del Corazón (AHA, por sus siglas en inglés), celebrada en Chicago, también arroja una merma del 7 al 12 por ciento en la enfermedad coronaria asociada a un menor consumo de sal, de un 8 a un 14 por ciento menos de ataques cardíacos y entre un 5 y un 8 por ciento menos accidentes cardiovasculares.
 
La AHA recomiendan limitar la ingesta de sodio a 1,5 gramos diarios, cuando la media en los adolescentes estudiados es superior a los 3,8 gramos, más que ningún otro grupo de edad, apuntan.
 
Es por lo anterior que se recomienda disminuir los alimentos procesados que contienen demasiado sodio. Un paquete de los denominados snacks, es decir las papas, chicharrones y otros productos fritos, tiene 310 miligramos de sodio y la pizza “es uno de los mayores problemas para los adolescentes cuando se trata de la sal”, según información del Centro Nacional de Estadísticas Sanitarias de Estados Unidos.
 
Al respecto, la autora de la investigación doctora Kirsten Bibbins-Domingo, apunta:   “La mayor parte de la sal que consumimos no proviene de nuestro salero, sino que la sal ya está añadida a los alimentos que ingerimos. El beneficio adicional del menor consumo de sal desde edades tempranas es que podemos cambiar las expectativas sobre cómo debe saber la comida, en lo ideal hacia algo menos salado”.
 
(Con información de eruopapress.es)

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: