Método láser alivia dolor de víctima de la bomba de napalm

Un método con 50 tipos de láser, le ha devuelto la sensibilidad de la piel

02/03/2017 10:45
AA

El 8 de junio de 1972, una niña de nueve años llamada Kim Phuc fue fotografiada mientras corría desnuda con su cuerpo ardiendo como consecuencia de la bomba de napalm que se dejó caer en territorio de Vietnam, lo que la convirtió en un símbolo del horror que se vivió en esa época._94893990_kim12

El fotógrafo Nick Ut, de la agencia Associated Press, fue quien capturó el momento en que Kim y otros niños corrían aterrorizados por el ataque de los aviones del entonces Vietnam del Sur a su aldea, Trang Bang._94896825_kim11

Tras ver la terrible escena, el fotógrafo de 21 años llevó a Kim al hospital para ser atendida y desde entonces, han mantenido un fuerte contacto.kim_phuc_nick_ut_060812

Kim cuyo nombre completo es Phan Thị Kim Puc, ahora tiene 53 años y las cicatrices y el dolor que le dejó aquel día, ya están siendo aliviados gracias a técnicas pioneras de láser que realiza una clínica en Miami, Florida.

“Kim tenía un rango de movimiento muy limitado debido a esas cicatrices, que no le permitían hacer cosas simples como girar la cabeza de un lado a otro”, explicó a BBC la Dra. Jill Waibel, la especialista que atiende a Kim.

Para aliviar el dolor, narra Waibel, el esposo de Kim tenía que masajear sus cicatrices 10 veces al día y a veces más, pues con los cambios de clima, el dolor era más fuerte._94896833_kim6

En búsqueda del tratamiento

Kim ahora vive en Canadá y es embajadora de buena voluntad de la Unesco, lo que le ha permitido llevar un mensaje de paz a foros por todo el mundo._94897007_kim7

A pesar de que está casada y es madre, el sufrimiento que sentía por el dolor y el aspecto de su cuerpo era permanente, por lo que decidió buscar ayuda.

Kim llegó al consultorio de la Dra Waibel después de ver un documental sobre el trabajo que realizaba. En ese momento, supo que ella sería la mujer que le ayudaría.

“Ella era la primera médica que conocía que utilizaba esta técnica y decidí contactarla por teléfono para ver si podía tratar mis quemaduras de más de 40 años. Cuando comprendí que podía ayudarme con la apariencia, el dolor y la movilidad, quise que ella fuera mi doctora”, relata Kim.

La clínica aceptó ayudarla sin costo y desde el año pasado, se ha realizado el tratamiento el cual se espera culmine en los siguientes meses.

“La curación anormal que resulta en las llamadas cicatrices hipertróficas o queloides (lesiones formadas por crecimiento exagerado del tejido cicatrizal) pueden disminuir la calidad de vida debido al dolor neuropático, prurito, y falta de protección ante traumas”, dijo la doctora.

La novedosa técnica

Los tratamientos convencionales para las cicatrices se basan en masajes, inyecciones de esteroides, transferencias de tejidos y otras opciones.

En el caso de Kim, se utiliza una técnica que consta de 50 tipos de láser, los cuales crean una diminuta herida en el tejido para permitir que el colágeno se regenere.

“El tratamiento de cicatrices con láser representa una gran innovación ya que ayuda a sanar en formas que no eran posibles hasta ahora. El láser puede reparar la piel hasta un estado casi normal”, mencionó Waibel.

Detalló que este principio se basa en la emisión fraccionada de luz para crear pequeñas columnas de lesión térmica que promueven un rápido efecto regenerativo.

“Hace 10 años fuimos pioneros en el uso de láser fraccional en el tratamiento de cicatrices y quemaduras. Una década y miles de pacientes después vemos como con cada tratamiento las cicatrices siguen mejorando hasta lograrse una piel casi normal”, dijo.

Las mejorías de Kim

En un comienzo, la doctora Waibel tuvo preocupación por el dolor crónico en su hombro, que fue donde la bomba de napalm se pegó a su piel y se incendió; sin embargo, los resultados obtenidos hasta ahora han sido muy favorables.

“La textura de las cicatrices ha mejorado y también ha habido una disminución significativa del dolor. Cuanto más sesiones se realicen mejor, ya que en cada una hay más estimulación para la generación de colágeno”, señaló.

Añadió que Kim ha sentido múltiples cambios como la suavidad de su piel además de que ya puede sentir cuando algo o alguien la toca.

“Ahora Kim puede sentir la mano de su pequeño nieto sobre su hombro”, dijo.

La especialista reveló que tratar a Kim ha sido una de las mejores experiencias que ha tenido, además de que se siente honrada por ayudarla.

“Ella ha superado tantos obstáculos en su vida y es una gran oportunidad poder tratarla. Kim tiene una energía positiva que emite y la rodea todo el tiempo, y sigo sintiendo que es una bendición y un honor para mí estar en su presencia”, concluye._94896827_kim2

(Con información de BBC)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: